El safety de Kansas, Tyrann Mathieu aborda el running back Ronald Jones. Foto Redes.

Pittsburgh, PA – Mi columna de esta semana va dedicada al Super Bowl LV; y es que no me podía quedar fuera, tenía que dar elogios al mejor jugador de fútbol americano en la historia, Tom Brady, quien logró su séptimo anillo.

El Super Bowl LV (LV = edición 55) se esperaba como un juego apretado, con dos mariscales fuera de serie; pero Tampa Bay derrotó a Kansas City 31-9. Bueno, nadie tenía un resultado así ni en ningún análisis de los más prestigiosos comentaristas del fútbol americano en el país.

El juego nos tenía preparado algo, la noche en que Tom Brady ganó su séptimo Super Bowl y se convertía en el jugador con más victorias en la historia de la NFL.

Al inicio, el Kansas Chiefs trató de mover el juego por tierra, ya que Mahomes no tuvo nunca el tiempo para poder lanzar largo. Pero la defensiva de Tampa controló cada avance de los running backs, tanto que Tyreek Hill solo pudo avanzar en todo el juego 5 yardas, mientras que Clyde Edwards realizó 9 acarreos, para un total de 64 yardas, algo inesperado.

Super Bowl: ¡Brady llegó al Olimpo! 1
Tom Brady, con el trofeo Vince Lombardi de campeón y MVP del Super Bowl. Foto Redes.

Para completar, Mahomes solo pudo correr 5 veces y totalizó 33 yardas, aunque según Next Gen Stats, la página de la NFL que sigue a cada jugador encontró que Patrick Mahomes corrió un total de 497 yardas antes de lanzar sus pases, convirtiéndose en el jugador que más yardas ha recorrido antes de lanzar pases en cualquier juego de la temporada: ¡impresionante!

Mientras Mahomes corría el tiempo pasaba, y solo pudo completar 26 de 49 intentos, para un total de 270 yardas y 2 interceptaciones, 3 agarradas por parte de la defensa (Sacks); y fue la primera vez que Mahomes terminó un juego de un solo dígito en el marcador; algo fuera de lo esperado.

Por otro lado, la ofensiva del Tampa tuvo su día soñado; Brady dio una cátedra de liderazgo. Cada jugada tenía su sello: concentración total, como si estuviera en una cirugía; todo hecho con extremo cuidado. Cuando tenía que mover el juego por tierra, sus running back le respondían, y cuando tenía que lanzar largo tenía a sus receptores listos. El equipo fue una máquina para destrozar a la defensa de Kansas.

Super Bowl: ¡Brady llegó al Olimpo! 2
Patrick Mahomes, del Kansas, pasa bajo la presión de Shaquil Barrett del Tampa. Foto Redes.

Un concierto completo; pero el espectáculo de medio tiempo sobró, para lo que Brady hizo durante el juego. Nadie va a recordar el medio tiempo de The Weekend, el cantante canadiense; todos vamos a recordar este Super Bowl por Brady y su monólogo de la victoria.

¿Qué pasó con Brady y el Tampa? Al final de la temporada pasada, el exquarterback de los New England Patriots decía adiós a Boston, y quedaba como agente libre. Solo 2 equipos le ofrecieron contrato, Los Ángeles Chargers y los Buccaneers de Tampa Bay; al final, Brady escogió Florida. Antes de empezar la temporada, llamó a su gran amigo y excompañero en Patriots, el “tight end” Rob Gronkowski, para que lo acompañara en Buccaneers; él aceptó el reto y regresó de su retiro.

Después llamó a Leonard Fournette, running back, libre desde mayo del 2020, cuando Jacksonville Jaguars no renovó su contrato; en septiembre Brady lo contactó para que lo acompañara en este proyecto y él aceptó. Por último, Antonio Brown, wide receiver, su carrera estaba algo complicada desde cuando Oakland Raiders terminó su contrato en septiembre del 2020 por indisciplina, y aunque él se disculpó no hubo nada que hacer, estaba fuera; Brady lo llamó y él aceptó. Así, Tom completó una ofensiva llena de experiencia.

Super Bowl: ¡Brady llegó al Olimpo! 3
El MVP del Super Bowl, Tom Brady, y Rob Gronkowski celebran la gran victoria. Foto Redes.

Para resumir, el Super Bowl de Tampa, Tom Brady completó 21 jugadas de 29 intentos, 201 yardas y 3 anotaciones; Fournette, 16 carreras, 89 yardas y una anotación; Gronkowski, 6 recepciones, 67 yardas y 2 touchdowns y, por último, Antonio Brown, 5 recepciones, 22 yardas y 1 touchdown.

Noche inolvidable para los expertos en el tema, lo que hizo Brady con 43 años dejó con la boca abierta a muchos, demostrando su disciplina, liderazgo, y corroborando que por ahora no tiene rivales en la historia de este deporte. Y sí, me quito el sombrero, porque al final de este Super Bowl LV, veo a Tom Brady subir al Olimpo del deporte.
Dariofdo0101@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here