Ser bilingüe y bicultural nos permite interactuar en el mundo global. Foto de Gerd Altmann en Pixabay

Filadelfia, PA– Criar a un hijo no es tarea fácil y hacerlo en un país extranjero es aún más difícil. Esta es la realidad de millones de inmigrantes a lo largo del país. Sus hijos llegaron con ellos escapando de la guerra, la violencia, la falta de empleo y de oportunidades; o incluso buscando refugio porque sus vidas corrían peligro. Muchos de los niños que nacieron aquí y de padres inmigrantes, sólo conocen el país de sus padres por referencias.

Cuando los niños son traídos por sus padres, enfrentan juntos ¨el choque cultural¨, aprendiendo a adaptarse a esta nueva realidad, donde todo cambia drásticamente, especialmente el tener que aprender otro idioma.

Si el niño nace aquí, tiene ciertas ventajas en el proceso de volverse bilingüe; aunque no sea tampoco tan sencillo, vale la pena.

Si el niño aprende dos idiomas desde muy pequeño, tiene la oportunidad de hablar ¨sin acento¨, por lo tanto, gana el sentimiento de pertenencia en ambas culturas, también establece un nexo único con sus padres y familiares al usar la lengua familiar, de la que aprende costumbres, tradiciones y su herencia cultural.

Cuanto antes se inicie la educación bilingüe mejor, el niño desde que nace está biológicamente preparado para entender los sonidos y la gramática de uno o más idiomas a la vez. Hay quienes sostienen que hablarles a los niños en dos idiomas a la vez, podría confundirlos, pero hay investigaciones que por el contrario recomiendan a los padres, que les brinden el apoyo necesario para practicar sus dos idiomas de manera permanente y continua.

Ser bilingüe es un gran puente entre dos culturas 1
Elaboración de piñatas, el compartir la cultura enriquecer la comunidad. Archivo C.Marcet

El ser bilingüe les permitirá, disfrutar de todos los aspectos de la cultura en el idioma original.

Al desarrollarse en dos culturas, se recibe la experiencia social de primera mano de ambas, por lo tanto, el cerebro desarrolla habilidades en el lenguaje, la creatividad, el conocimiento y la inteligencia.

Además, si se crece de esta manera, se desarrolla lo que se llama una identidad bicultural, que los hace capaces de interactuar con entendimiento, con miembros de ambas culturas por ser bilingües y biculturales, convirtiéndolos en un puente.

Todo esto le abrirá un mundo de posibilidades a nivel educativo y laboral, porque está preparado para desenvolverse en el “MUNDO GLOBAL”.

El interactuar en un mundo más amplio también genera otros desafíos, como la discriminación, la falta de oportunidades educativas, sobre todo en el caso de los chicos que no dominan el inglés. Es un hecho que en general las comunidades donde suelen vivir los inmigrantes no ofrecen las mismas oportunidades para todos. El racismo, los estereotipos y etiquetas hacia el niño, por el sólo hecho de estar ¨fuera de la norma ¨, lo podría poner en desventaja.

Ser bilingüe es un gran puente entre dos culturas 2
Conservar su cultura y tradiciones , reto del inmigrante. Archivo C.Marcet

Sin embargo, si se sobrepone a estos retos, personalmente creo que podría convertirse en una oportunidad para desarrollar más fortalezas, y nuevos intereses, anhelos y capacidades; aprendiendo a elegir mejores opciones, al buscar soluciones que lo lleven a lograr sus metas.

Si bien es muy complicado para los padres inmigrantes, el criar a un hijo en otro país , ya que significa enfrentarse a la presión social, en lo que respecta a las expectativas determinadas por su escala valores: “costumbres, tradiciones, salud, educación, disciplina, normas familiares y sociales”; los niños aprenden a ser más independientes y maduros porque desde que empiezan a ir a la escuela, se exponen a la lengua, se acercan a otra cultura; e inclusive llegan a asumir  más responsabilidades a temprana edad, pues suelen ayudar con el cuidado de los hermanos menores, y en muchos casos son los primeros intérpretes de la familia. Los hijos de los inmigrantes son grandes en conocimiento, y son quienes ¨ crean el puente entre dos culturas¨ inclusive facilitando que su familia siga su proceso de crecimiento y adaptación en busca de nuevas oportunidades.

¡Que maravillosa riqueza!
Bilingual Educational Services
petymarcet@gmail.com
267 970 4848

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here