Presidente Nayib Bukele. El Salvador ya superó los 80 días de confinamiento obligatorio a raíz del COVID-19, que se ha cobrado la vida de 68 personas y ha dejado al menos 3.373 contagiados.

San Salvador. – La Asamblea Legislativa de El Salvador superó el veto del presidente Nayib Bukele a una ley de emergencia nacional por la pandemia del coronavirus y de reactivación económica, aprobada el pasado 30 de mayo, y ahora le toca el Supremo determinar cuál de los dos órganos tiene la razón.

La normativa fue avalada después de que una delegación de altos funcionarios del Gobierno negociaran durante más de seis días con la Comisión Política del Congreso, que reúne a los líderes de las fracciones legislativas, sin que lograran un acuerdo definitivo sobre la ampliación de la cuarentena y las fechas de reapertura económica.

Estas negociaciones se dieron por orden de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por la falta de una ley de emergencia para atender la pandemia.

La Constitución salvadoreña señala en su artículo 138 que, si la Corte Suprema determina que un proyecto de ley vetado es constitucional, el mandatario estará obligado a firmarlo y publicarlo en el Diario Oficial para que entre en vigencia.

El decreto legislativo que, de acuerdo con los diputados, busca de una forma ordena y con las medidas sanitarias necesarias reactivar a los sectores productivos parados por la pandemia, contó con el apoyo de 59 de los 84 diputados.

La diputada Cristina Cornejo, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), señaló de que «parece que el presidente (Bukele) está jugando con los tiempos para que la población se quede sin legislación y usted sabe las consecuencias».

«Nos encontramos con este veto y lo que han hecho es cambiar el orden de argumentos de otros vetos», agregó.

Por su parte, la parlamentaria opositora Margarita de Escobar, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), dijo que «en esta emergencia ha prevalecido el veto presidencial y este veto lo sustentan en el principio de cooperación interorgánica».La superación del veto se da después de que desde hace una semana los representantes del Gobierno y los diputados de la Comisión Política del Congreso no se habían reunido para tratar el tema de una nueva legislación, pese a que se los ordenó el Supremo.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de El Salvador declaró el lunes inconstitucional un decreto del Gobierno de Bukele que rige la cuarentena por la COVID-19.
El fallo, en el que también se declaró inconstitucional gran parte de la normativa que ha regido la atención a la pandemia, aplaza los efectos de la anulación del referido decreto para que el Gobierno y el Congreso acordaran normativas apegadas a la Constitución.

El país podría quedar sin una norma para respaldar los últimos días de la cuarentena. El referido vacío legal se daría a partir de la madrugada del sábado cuando pierde legitimidad el decreto ejecutivo 29, con el que Bukele mantiene la cuarentena domiciliar «absoluta».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here