Imagen de archivo del presidente de Perú, Martín Vizcarra (i), habla con el ministro de Educación, Pablo Martín Benavides (d), EFE/ Juan Ponce Valenzuela /Archivo

Manuel Merino toma el puesto dejado vacante por Martín Vizcarra, destituido en medio de acusaciones por corrupción. En medio de una profunda crisis política y económica, el presidente del Congreso, Manuel Merino, asumió el martes la presidencia de Perú en reemplazo de Martín Vizcarra, quien fue destituido la víspera por el Parlamento.

Merino, un empresario agrícola de 57 años, es el tercer presidente del país andino desde 2016, lo que demuestra la debilidad institucional que atraviesa el país.

El nuevo mandatario dirigió hasta el lunes el Congreso, donde por 105 votos Vizcarra, que goza de enorme popularidad, pero gobernaba sin bancada parlamentaria, fue removido de la presidencia.

Merino fue congresista entre 2001 y 2006 y entre 2011 y 2016 por una lejana y pequeña región del norte del país llamada Tumbes, en el límite con Ecuador, y es un desconocido para muchos peruanos.

Merino dijo a la televisora local América que respetará la convocatoria a elecciones presidenciales y legislativas previstas para abril de 2021.

Vizcarra fue destituido por “incapacidad moral permanente” luego de que los legisladores lo acusaron de recibir más de $630,000 en sobornos por dos obras de infraestructura licitadas cuando era gobernador regional entre 2011 y 2014.

Los congresistas usaron una investigación inconclusa de la fiscalía en la que los investigados lo acusaron de recibir dinero sucio a cambio de una reducción en la condena.

Vizcarra ha negado todos los cargos y afirmó que se va “con la frente en alto”.

La destitución de Vizcarra provocó protestas en varias ciudades del país, incluida la capital, donde cientos se reunieron en una plaza cercana al Parlamento. Merino debería concluir su mandato el 28 de julio de 2021.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here