Mujeres en el Palacio

Reading, PA – El presidente electo Luis Abinader acaba de anotar un “home run” con la decisión de nombrar mujeres gobernadoras en las diferentes ciudades y con el nombramiento de la embajadora en Estados Unidos.

Me parece que es una excelente designación, siendo que históricamente las mujeres trabajamos en los partidos, pero los mejores cargos se los asignan a los hombres.

Con la designación de Sonia Guzmán como embajadora de República Dominicana en Washington, el país tendrá por primera vez una mujer al frente de esa delegación. En la historia de República Dominicana se desconoce de otra mujer que haya sido designada en ese cargo en Washington.

Sonia Guzmán, ha alcanzado a través de su hoja de vida, el puesto de ser la primera vicerrectora Académica de la Pontificia Universidad Católica, Madre y Maestra. Hija del expresidente Antonio Guzmán Fernández, (1978 – 1982), es bibliotecóloga, graduada de la Escuela de Bibliotecología, en Medellín, Colombia; también tiene un M. A. en Educación Escolar, con concentración en Administración Pública. Maestría en Administración Escolar, con concentración en Administración Pública en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Rio Piedras, Puerto Rico. Fue profesora de la Biblioteca Nacional. Además, ejerció como secretaria de Estado de Industria y Comercio en el gobierno del presidente Hipólito Mejía y fue quien dirigió el equipo que negoció en tratado de libre comercio DR-CAFTA.

Se desempeñó como Directora Adjunta de la Biblioteca Central de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, 1971-1972. Directora de la Biblioteca Central de la Pontificia Universidad católica Madre y Maestra, 1972-1974.

Fue Profesoracon rango de Auxiliar, en Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, de las asignaturas de Metodología de la Investigación, Introducción a la Administración de Personal e Historia Dominicana. Además, es miembro Vitalicio del “College Art Association ot America”, desde1973.  

Una mujer inteligente, preparada, y lista para representarnos, como las demás que tienen la capacidad, honestidad, pasión en el servicio, y están dispuestas y disponibles para levantar el nombre de nuestro país. No le diré gracias al señor presidente, le diré bien por usted, no se arrepentirá de hacerse acompañar de mujeres para su mandato como parte de su equipo. Su voz será escuchada con la firme convicción de trabajar para todos; la voz de la inigualable Milagros Germán como vocera oficial de su gobierno es mi oración. Que el impacto de Jesús en nuestras vidas nos mantenga el pulso equilibrado.

¡Un abrazo!
emma_matinez10@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here