El 30,52 % de los niños y jóvenes dijo que "mi vida va a ser mejor" después de la pandemia, mientras que el 29,37 % dice no estar seguro y se le suma el 18,28 % que manifestó que su vida "será más difícil". EFE/ Carlos Ortega/Archivo

Los niños y jóvenes sacaron partido del confinamiento por la COVID-19 al pasar más tiempo con sus familias, pero miran con incertidumbre el futuro poscovid, según un estudio de la organización internacional Educo realizado en 19 países y divulgado en El Salvador.

De acuerdo con este estudio «exploratorio», «lo que más valoran de esta situación (pandemia y confinamiento) es poder pasar más tiempo con sus familias». Esta respuesta fue dada por 28,48 % de los encuestados, mientras que el 16 % manifestó sentirse más seguro estando en casa y el 10,87 % valoró positivamente el tener más tiempo para jugar en sus hogares.

«Es importante recordar que el desarrollo de la infancia jamás será pleno si no se dan una serie de condiciones que les permita desarrollar su vida con tranquilidad y seguridad», apuntó Educo.

La percepción de estos niños, provenientes principalmente de Europa, América, África y Asia, sobre la etapa “poscovid” se mantiene entre la «incertidumbre y el optimismo», de acuerdo con Educo.

No obstante, las respuestas que se sitúan en la línea de la incertidumbre acumulan un mayor porcentaje de respuestas.

«A pesar de que la respuesta que ha obtenido más votos es la más optimista, podemos observar que el resto de las opciones también han obtenido un importante porcentaje», consigna el documento.

El 30,52 % de los niños y jóvenes dijo que «mi vida va a ser mejor» después de la pandemia, mientras que el 29,37 % dice no estar seguro y se le suma el 18,28 % que manifestó que su vida «será más difícil». El 21,82 % piensa que será «la misma que antes de esta situación».

«Nuestro país tiene problemas económicos en esta situación y nosotros estamos afrontando las consecuencias. Creo que cuando esto acabe, la vida será difícil para todos», dijo una niña de Bangladesh en la entrevista para el estudio.

El informe, que se basa en entrevistas a 3.047 niños y jóvenes de entre 6 y 18 años, señala que lo que «más echan de menos» es ir a la escuela con el 27,04 %, ver a sus amigos en un 24,35 % y salir a jugar con el 15,84 % de las respuestas.

Por otra parte, la principal preocupación de este sector de la población es enfermarse o que algún familiar se enferme con el 22,36 % y que los adultos no puedan salir a trabajar obtuvo el 19,40 %.

El 17,70 de los niños y jóvenes también temen que sus familias no tengan el dinero suficiente para cubrir sus necesidades y el 13,28 % que «haya personas que no puedan recibir atención médica si la necesitan».

«La visión adultocéntrica nos invita a pensar que los niños y niñas, incluso los más pequeños, no entienden lo que está pasando. Nada más lejos de la realidad«, acotó el ente.

Para inicios de esta semana según datos de la Organización Mundial de la Salud (0MS) dan cuenta de 12.964.809 casos confirmados de COVID-19, incluidas 570.288 muertes a nivel mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here