Un perro entrenado bajo el método Arcón, es llevado a realizar un ejercicio de demostración de detección de la enfermedad, en un cuarto oscuro con una serie de señuelos en San Luis Talpa, en El Salvador. (Foto: EFE/Miguel Lemus)

El Salvador- Un grupo de perros de la Unidad Canina de la Policía Nacional Civil (PNC) son entrenados en el país centroamericano para la detección rápida, a través del olfato, de individuos sintomáticos y asintomáticos posiblemente afectados por coronavirus.

Los caninos son parte del proyecto denominado Arcón, que fue creado por el investigador español Jaime Parejo García, quien se encuentra en El Salvador como apoyo al entrenamiento que reciben los perros desde el pasado 8 de marzo. Parejo García explicó, durante una sesión de entrenamiento a la que fue invitada la prensa, que el método es “100 por ciento seguro” e indicó que son cuatro ejemplares caninos los que están siendo entrenados para la “detención de COVID”.

Dentro de un pequeño cuarto, uno a uno los perros huelen una muestra de gasa con sudor de un paciente como parte de su entrenamiento para luego, gracias a su extraordinario olfato, el canino podrá dar en unos segundos su respuesta sobre la presencia de coronavirus. El experto español señaló que los caninos serán desplegados y rotados en el aeropuerto internacional Óscar Arnulfo Romero y en las diferentes fronteras terrestres del país.

El Salvador ya superó las 500.000 vacunas aplicadas contra el virus, de acuerdo con datos divulgados por las autoridades sanitarias. Ha recibido vacunas de las farmacéuticas AstraZeneca, Pfizer y Sinovac, que requieren de dos aplicaciones para alcanzar sus mayores tasas de inmunidad. Según el ministro de Salud, Francisco Alabí, las farmacéuticas se han comprometido con entregar 6,7 millones de dosis de los 9 millones que el país necesita para alcanzar la meta de inmunizar a 4,5 millones de personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here