Tegucigalpa, Honduras. — La Policía Nacional hondureña capturó a seis sospechosos de asesinar a Said Lobo Bonilla, hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, y a otras tres personas.

Los seis sospechosos son supuestos integrantes de la pandilla MS, informaron las autoridades durante una conferencia de prensa realizada el sábado en la casa presidencial.

Lo sospechosos fueron capturados en las últimas horas en la capital de Honduras en relación con el crimen múltiple ocurrido la madrugada del jueves, cuando las víctimas salían de un club nocturno, precisaron los funcionarios en la conferencia, en la que estuvo presente el director general de la Policía Nacional, Héctor Gustavo Sánchez.

El viernes, los agentes de investigación a cargo del caso lograron ubicar y decomisar uno de los vehículos en que viajaban los delincuentes encapuchados y con armas de grueso calibre al cometer los crímenes, agregaron.

Una de las víctimas fue identificada como Said Omar Lobo Bonilla, de 23 años, hijo del expresidente Porfirio Lobo y de la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo —quien actualmente se encuentra presa por corrupción.

En el ataque también murieron Luis Armando Zelaya Rivera —sobrino del exjefe de las Fuerzas Armadas de Honduras, Romeo Vásquez Velásquez— José Salomón Vásquez Chávez y Norlan Enrique Rodríguez —este último conductor y guardaespaldas de la familia Lobo Bonilla.

“La Policía Nacional ha obtenido significativos avances para esclarecer el caso que, lamentablemente, ha llenado de luto a varias familias hondureñas”, inició Sánchez en la comparecencia. “Producto de los esfuerzos y las investigaciones, se logró la identificación y captura de seis miembros de la estructura criminal entre ellos uno que comúnmente se presentaba como oficial de Policía”.

El alto oficial de la Policía Nacional detalló además que se decomisaron dos armas de fuego y 14 celulares.

Luego de perpetrado el crimen, un equipo combinado de varias instituciones del Estado comenzaron las investigaciones, según Sánchez, en las cuales hubo una serie de allanamientos en que se encontró la camioneta pick doble cabina que presuntamente aparece en los videos divulgados sobre el asesinato múltiple.

El vehículo presentaba varios orificios de bala y en una inspección se extrajeron “indicios de vital importancia que nos permiten avanzar de una forma técnica y científica haciendo uso de los laboratorios de balística, dactiloscopia, video forense e informática forense para seguir identificando a los participantes del hecho”, de acuerdo con el director general de la Policía Nacional.

Sobre el móvil del crimen, las autoridades se limitaron a decir que los detenidos pertenecen a la estructura criminal pandilla MS, que están siendo interrogados y que no se descartan más capturas en las próximas horas, dado que en el delito participaron al menos 11 personas.

Los agresores mataron a los cuatro jóvenes la madrugada del jueves cuando éstos salían de un centro nocturno. El grupo armado, con vestimenta de agentes de la Policía Antipandillas, bajaron a los jóvenes de vehículos, los colocaron contra una pared y los fusilaron, luego huyeron del lugar.

Los videos de los hechos fueron divulgados en redes sociales, provocando una tremenda conmoción en la sociedad hondureña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here