La institución familiar, quizás como ninguna otra institución, ha sufrido hoy en día las profundas y rápidas transformaciones de la sociedad y de la cultura. En la actualidad tenemos la familia moderna; esta puede estar formada por una pareja y sus hijos, como una familia tradicional. Pero también puede estar formada por padres solteros, compuesta por una mamá y sus hijos, o por un papá y sus hijos, como también por la madre o el padre, los hijos y los abuelos. Igualmente puede ser una familia de parejas del mismo sexo con sus hijos.

Lo que nunca ha cambiado es en donde recae la responsabilidad en cuanto a los hijos, en otras palabras, a los niños que forman parte de la familia. ¿Quién es responsable?

Los padres son responsables de los hijos, pero en esta época tal parece que esta responsabilidad cae sobre el gobierno. Con esta responsabilidad los funcionarios públicos se arman de lo necesario para restringir al pueblo con nuevas leyes que nos roban la libertad.  ¿Quién tiene la responsabilidad de cuidar de los hijos? Los padres, pero entonces cuando surgen los problemas le tiramos la culpa al gobierno, comenzamos a quejarnos: “Que los bares venden alcohol; que no están pendientes ni verifican la edad… que la droga, el cigarrillo, el crimen…” ¿Pero en dónde están los padres que no se dan cuenta de qué hace y ha hecho el hijo?

¿Dónde están los padres?

Tal vez viviendo su vida y ciegos a los peligros por comodidad, esa comodidad que no deja tanto al padre como a la madre actuar como padres.

Definitivamente en esta época hay escasez de padres responsables, que pongan reglas y las hagan cumplir. Hay escasez de padres independientes que tomen la responsabilidad de tener a sus hijos seguros. No existe ley que garantice que el hijo regrese a la casa a tiempo y a salvo. La única ley que puede hacer este milagro es la ley de los padres. Libertad con Responsabilidad, es el toque de queda que necesitamos.

Si usted tiene hijos haga la promesa de velar por ellos. Sea un padre responsable, comience por establecer horas de salida y llegada. Tenemos que claramente decirles a nuestros hijos lo qué esperamos de ellos. Para ganarnos el respeto de nuestros hijos tenemos que actuar como padres.

Recuerde que responsabilidad es, cargo u obligación moral que resulta para uno del posible yerro en cosa o asunto determinado. “Seamos responsables para que seamos libres. Negar el principio de libertad es negar el principio de responsabilidad…” Eugenio María de Hostos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here