Activista de varias organizaciones exigieron la ciudadanía. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)

Elizabeth MacDonough, parlamentaria del senado de Estados Unidos, declaró el domingo 19 de septiembre que la provisión de inmigración no podía ser incluida en la propuesta de reconciliación del presupuesto del partido demócrata de $3.5 trillones, ya que no era adecuada su inclusión en dicho presupuesto.

Esta decisión representó un golpe fuerte a la agenda del presidente Biden al concluir en contra de la postura de los demócratas de proveer ciudadanía para la mayoría de los inmigrantes indocumentados. La parlamentaria es la asesora oficial de las reglas permanentes y procedimientos parlamentarios, cargo que ha ocupado desde 2012, asignada por el entonces líder de la mayoría senatorial Harry Reid.

Además, la parlamentaria citó un cálculo de la Oficina del Presupuesto Congresual “las propuestas de los demócratas aumentarían los déficits federales por 4.140 miles de millones de dólares en la década siguientes”. Esto se debe principalmente a los beneficios federales a los cuales cualificarían los inmigrantes.

De nuevo en la incertidumbre 1
Jóvenes del Centro Woori apoyaron la marcha. (Foto: Cortesía/ Leticia Roa Nixon)

Las reacciones no se hicieron esperar. La representante demócrata Ilhan Omar dijo que la decisión de la parlamentaria es solo una recomendación. En tanto, el líder de la minoría del senado, el republicano Mitch McConnell dijo a los reporteros que esperaba que los demócratas y el personal del partido republicano dejaran fuera la inmigración del presupuesto, y cumplieran con la decisión de la parlamentaria.

De nuevo en la incertidumbre 2
Los niños estuvieron al frente de la marcha. (Foto:  Cortesía/Gabriela Castañeda)

Por su parte, el líder de la mayoría del senado, el demócrata Chuck Schumer declaró por escrito que “los senadores demócratas han preparado propuestas alternativas, y realizarán reuniones adicionales con la parlamentaria en esta semana. Para poder desafiar las conclusiones de esa asesora, los demócratas necesitarían una unidad total de todos los 50 miembros además del voto de desempate de la vicepresidente Kamala Harris.

De nuevo en la incertidumbre 3
Participantes del Desfile de Linternas enfrente de la oficina ICE. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)

EN FILADELFIA

La noticia de la decisión de la parlamentaria MacDonough truncó el camino a la ciudadanía de 8 millones, entre ellos los beneficiados por el Programa de Acción Diferida para Entrantes durante la Infancia (DACA), los que tienen el estatus de protección temporal (TPS), los inmigrantes con salida forzada diferida (DED), los trabajadores agrícolas y los trabajadores esenciales, quienes no serán incluidos en el paquete de reconciliación presupuestal de los $3.5 trillones.

Los dirigentes del Nuevo Movimiento Santuario (NSM) y del Movimiento de Inmigrantes Líderes de Pensilvania (MILPA) publicaron su comunicado de prensa el 20 de septiembre en el que expresan que, aunque las familias se sienten desilusionadas y enojadas, siguen más determinadas después de que cientos marcharon en la ciudad el 18 de septiembre para exigir la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados. Los manifestantes aseguraron que la lucha no ha terminado y el Congreso debe incluir una segunda propuesta en la reconciliación presupuestal o terminar con el filibusterismo (tácticas dilatorias obstruccionistas que usan los senadores republicanos).

De nuevo en la incertidumbre 4
El grupo de danza azteca y Catrinamía representando a México. (Foto: Cortesía/ Gabriela Castañeda)

Movimientos liderados por inmigrantes en la región han estado peleando desde enero por el camino hacia la ciudadanía. Tras la decisión de la parlamentaria del senado, están exhortando a los miembros locales del Congreso y a los senadores para que la ciudadanía forme parte de una reforma migratoria integral.

“Estamos enojados con esta decisión, pero permanecemos resueltos en nuestro llamado por la ciudadanía para tantas familias en el país que están cansadas de esperar por el sentido común y este cambio en las normas de inmigración que es tan necesario”, manifestó Desi Burnette, coordinadora estatal de MILPA.

Para Madelyn, participante de MILPA del condado Dauphin, las familias inmigrantes trabajadoras han mantenido la economía del estado de Pensilvania. “Esto incluye a muchas mujeres como yo que somos trabajadoras esenciales desde el año pasado en plena pandemia”.

De nuevo en la incertidumbre 5
Miembros de Juntos marcharon el 18 de septiembre. (Foto: Cortesía/Erika Guadalupe Núñez)

Por su parte Iwan, miembro de NSM y de la comunidad indonesia de la iglesia Santo Tomás de Quino, ha estado esperando 20 años por una vía para ser ciudadano, “aquellos en el poder pueden asegurar que todas nuestras familias estén protegidas contra la separación, es lo correcto de hacer y ahora es el tiempo de hacerlo”. Como él hay millones esperando esta legalización. Hace casi 35 años que no se aprueba una propuesta de ciudadanía para los inmigrantes indocumentados.

La marcha para el camino a la ciudadanía del 18 de septiembre en el centro de la ciudad partió desde la alcaldía hasta la oficina local de inmigración y aduanas en la calle 8. La manifestación incluyó a miembros de NSM, de MILPA, participantes de la comunidad asiática y a los activistas de la organización Asiático-Americanos Unidos (AAU), a estudiantes de Haverford College, alumnos de escuelas Charter Facts, miembros del centro Woori, miembros de Juntos, Catrimanía y el grupo de danza azteca Kalpulli Kamaxtle Xiuhcoatl.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here