El Congreso le falló al país, nuestra gente necesita ayuda

0
Vista del exterior del Capitolio en Washington DC, Estados Unidos. EFE/Shawn Thew/Archivo

Filadelfia, PA-El 2020 definitivamente no ha sido un año fácil para millones de personas en los Estados Unidos y alrededor del mundo, la pandemia del coronavirus nos puso a muchos de rodillas, la intolerancia política en Estados Unidos enemistó a amigos y familiares, la incertidumbre por la falta de empleo, seguro de salud y hasta alimentos nos ha llevado a grados de desespero y desesperanza.

A pocas semanas de terminar el 2020, todavía millones de personas siguen con incertidumbres, muchos que todavía no han podido volver a trabajar, y sus primas de compensación de desempleo están por vencerse o se han vencido.

Muchos con peor suerte, como nuestras comunidades inmigrantes, que no cuentan con ayuda federal o del parte de estado y viven del día a día, se exponen a trabajos que los ponen en alto riesgo de contraer este que puede ser un fatal virus; todo esto mientras el Congreso de los Estados Unidos no termina de aprobar un paquete de ayudar para auxiliar a los más necesitados.

Los dimes y diretes de ambos bandos, el lado demócrata, quienes aprobaron la versión original de la propuesta Héroes (Heroes Act) en la cámara baja en mayo y presentaron luego una versión ‘light’ en septiembre, así como la mayoría de los senadores Republicanos quienes no terminan de discutir, votar y aprobar dicha propuesta y han fallado en presentar una equivalente que ayude al ciudadano común, está causando caos, pánico y hasta muerte en los Estados Unidos, algo totalmente criminal.

Más de 150 millones de americanos salieron con demandas, algunos optaron por votar por la continuidad de Donald Trump, mientras que otro grupo más grande optó por votar por un cambio en las figuras Joe Biden y Kamala Harris.

Con el gran aumento de casos del COVID-19 en todo el país, ya se vislumbran las potenciales vacunas contra el virus y desde ya, antes de tomar posesión, tanto Joe Biden como Kamala Harris están planeando y trabajando en función de hacer que estas vacunas estén disponibles de forma rápida, oportuna y además gratuita para todas las personas que vivan en los Estados Unidos, independientemente del estatus migratorio. Es lo más justo, es lo moralmente correcto, el COVID-19 no discrimina.

La nueva administración Biden / Harris están ensamblando un equipo de expertos en cada una de las diferentes áreas, seleccionando personas capacitadas que reflejan la diversidad de nuestro país. La prioridad, la recuperación económica del país de forma segura y la determinación de erradicar esta pandemia confiando en la ciencia y un grupo de expertos, trabajando de forma coordinada con todos los estados de la nación.

Una madre soltera con sus hijos estudiando de forma virtual desde casa y que se ve obligada a dejar su trabajo para poder cuidar de sus hijos, no puede esperar. Una persona con precondiciones médicas y altamente vulnerable, no puede esperar; los pequeños comerciantes afectados durante todos estos meses de pandemia, no pueden esperar; el personal de trabaja en el área de la hospitalidad, no pueden esperar; las personas que no cuentan con seguro de salud digno, no pueden esperar; los trabajadores migrantes como nuestros jornaleros, no pueden esperar; los trabajadores esenciales, nuestro personal médico, enfermeras, cajeros, los que hacen las entregas, trabajadores postales, no pueden esperar. El ciudadano común, no puedes esperar. El Congreso debe actuar y actuar ya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here