¿Fue realmente Cristóbal Colón quien “descubrió” América?

Haya sido o no así, lo cierto es que cada 12 de octubre, varios países celebran tal acontecimiento, aunque cada uno lo llame a su manera. Lo que para Chile y Perú se trata del “Día del Reencuentro de dos mundos”, en Colombia se llama “Día de la Raza”, aunque haya muchos detractores que permanentemente hagan campaña para cambiar el nombre. Precisamente, aseguran que “Utilizar la palabra “Raza” para referirse a seres humanos, es continuar una tradición colonialista de discriminación”.

En Argentina, desde hace unos 20 años, se lo llama “Día del Respeto a la diversidad cultural americana”. En España, “Día de la Hispanidad”. Mientras es el “Columbus Day” en Estados Unidos.

Las “dudas” acerca de la veracidad de aquel arribo del marino genovés a la nueva tierra, se originan porque varios historiadores, aseguran que hubo registros de la llegada de un grupo de vikingos unos 500 años antes de aquel 1492,  y también dicen tener evidencias sobre el arribo de una flota portuguesa en el año 1424.

A 528 años de aquel suceso, las controversias persisten incluso sobre qué es lo que hay que festejar. Mientras que para algunos países es un buen motivo para celebrar la diversidad cultural, y donde se reconoce la integración de los pueblos indígenas nativos, los europeos y los africanos que llegaron al continente, en otros es tomado con pinzas.

Y tal vez el foco de los mayores cuestionamientos se vea en Colombia, donde los miembros de CIVP (Comisión Interétnica de la Verdad del Pacífico) sostienen que “La historia que se ha contado por años en los libros, solo narra una parte de la historia. ¿Hemos escuchado acaso la otra historia? ¿La de los conquistados y colonizados, la de los secuestrados y esclavizados? La otra historia, la de los vencidos, dirá que se trata de una fecha nefasta para los pueblos indígenas y afrodescendientes”.

La visión argentina acerca de la fecha coincide con los motivos del cambio del nombre, ya que se busca promover desde distintos organismos una reflexión permanente acerca de la historia y encaminar el tema hacia el diálogo para una diversidad cultural. Como así también, la promoción de los derechos humanos de los pueblos originarios, tal como lo marca la Constitución Nacional en su articulado sobre la igualdad de las personas, dándoles la garantía del respeto a la identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural.

¿Dudas? ¿Cuestionamientos? Bienvenidos a América, señores…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here