De izquierda a derecha, entrenador Kevin Bernard, Johnny Rivera, Tyhler Williams y el pastor Mark “Buddy” Osborn. (Foto: Cortesía/Tyhler Williams)

Hace 19 años Mark “Buddy” Osborn comenzó su ministerio Rock con una Biblia bajo el brazo, guantes de boxeo y cinco niños. Su misión era conectar con la juventud vulnerable del vecindario de Kensington, predicando el evangelio de Jesucristo, lugar considerado una de las zonas más pobres del país donde la indigencia y el hambre son parte de la realidad diaria. Pero, según el pastor “Buddy”, era el lugar que más necesitaba a Jesús.

A través de su labor junto con otros pastores, entrenadores y voluntarios, ha servido a más de 11 mil niños a través del deporte, arte, recreación, mentoría y, sobre todo, con estudios bíblicos. A través de su iglesia, la Capilla del Calvario, sirve a la comunidad brindando apoyo a los adictos, repartiendo comida, ropa, clases de GED, entre otros.

Pastor Mark “Buddy” Osborn 1
Momento de oración tras los entrenamientos. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)

CAMPEÓN DE PENSILVANIA

Su historia personal comenzó en este barrio junto con sus ocho hermanos criados por su madre soltera. A los 13 años ingresó por primera vez a un gimnasio de boxeo, y a los 16 ya era considerado uno de los mejores peleadores de Filadelfia. Después de ganar el campeonato “Los Guantes de Oro de Pensilvania”, viajó por el país y el extranjero compitiendo como parte del equipo nacional de boxeo. Por desgracia, a los 22 años “Buddy” se retiró del deporte en el que había destacado.

La vida en las calles lo llevó por un camino de actividades ilegales. A los 28 años, enfrentó cargos por crimen organizado con el riesgo de una sentencia de cadena perpetua. Finalmente, solo terminó sirviendo una condena de ocho años en un presidio federal. Una vez de regreso a su casa, un amigo le habló de Jesús, y así entregó su vida a Cristo. Durante 12 años estudió las escrituras con el pastor Joe Focht en la Capilla del Calvario. A los 45 años “Buddy” respondió al llamado del Señor para dedicarse a brindar servicios a los niños en Kensington; un niño a la vez, una cuadra a la vez, y ayudarlos para que no terminen en la cárcel.

Pastor Mark “Buddy” Osborn 2
La misión del pastor “Buddy” es a través del boxeo. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)
 
Pastor Mark “Buddy” Osborn 3
“Princess” Pérez junto a su entrenador. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)

PRIMERO DIOS Y LUEGO EL BOXEO

Así, el pastor “Buddy” tomó de nuevo su bolsa con su equipo de boxeo, pero esta vez también llevó su Biblia. A lo largo de 19 años, estableció que, para poder practicar el deporte de la lucha y el boxeo en su ministerio, era requisito ser parte de los estudios bíblicos. Por lo general, de 75 a 80 niños y jóvenes acuden a Rock para practicar bajo la guía de entrenadores y algunos de ellos también son pastores.

Pastor Mark “Buddy” Osborn 4
Johnny Rivera, de 15 años, lleva practicando boxeo desde los nueve. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)
Pastor Mark “Buddy” Osborn 5
Ariel, de nueve años, está dedicada al boxeo con determinación. (Foto: Cortesía/Leticia Roa Nixon)

HISTORIA DE ÉXITO

Uno de los discípulos del pastor “Buddy” es Johnny Rivera, quien lleva 21 años entrenando con él. Johnny y su esposa tienen tres hijos, Johnny (15), Isaac (12) y Valeria (7) ellos también toman las clases de boxeo. De hecho, Johnny Rivera, Jr., ganó el campeonato de boxeo nacional juvenil el 8 de julio en Texas. Desde los 6 años ha practicado este deporte. Su madre nos comentó que Johnny es estudiante de la Academia Mariana Bracetti.

Su padre precisa con orgullo que este joven ha tenido 167 peleas, ha ganado 11 medallas de oro, 7 de plata y 5 de bronce. Nos dice también que siete miembros del equipo de Rock participarán en el “Campeonato Nacional de los Guantes de Plata” en Kansas.

Otras historias de éxito del ministerio del pastor “Buddy” incluyen a la niña Ariel, que ya a sus 9 años aspira a ser una boxeadora estrella, así como “Princess” Pérez, que practica con dedicación y habilidad pugilística.

Rock ha sido un semillero de peleadores como Tyhler Williams de 22 años, quien comenzó a entrenar a los 11. Ahora es boxeador profesional y operador de maquinaria del local 542 de la Unión de Ingenieros Maquinistas.

El ministerio del pastor “Buddy” organizará su evento anual llamado ¨Rock the Block” el sábado 14 de agosto a partir de las diez de la mañana. La calle de Kensington se cerrará para que los asistentes disfruten de las actividades en un ambiente familiar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here