Un aumento importante de personas en los Estados Unidos han reportado síntomas de estrés, ansiedad y depresión durante la pandemia. (Foto: Ilustrativa/Pexels)

La salud mental implica más que la ausencia de trastornos o discapacidades mentales, incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando nos enfrentamos a la vida. Los problemas de salud mental son más comunes de lo que parece, y recientemente, los casos han ido en aumento.

La pandemia por COVID-19 cambió mucho la manera en que vivimos nuestra vida, trajo incertidumbre, rutinas diarias alteradas, presiones económicas y aislamiento social.

La Organización Mundial de la Salud ha declarado que, es esencial, no solo proteger y promover el bienestar mental de los ciudadanos, sino también satisfacer las necesidades de las personas con trastornos de salud mental.

De acuerdo con Clínica Mayo, recientes encuestas revelaron un aumento importante en síntomas de estrés, ansiedad y depresión durante la pandemia, así como el aumento del consumo de alcohol y/o drogas, pensando que pueden ayudarlos a afrontar sus miedos sobre esta prolongación de la emergencia sanitaria. Sin embargo consumir estas sustancias solo puede hacer que empeoren la ansiedad y la depresión. En este contexto, la asistencia oportuna de un profesional puede ser la diferencia.

“Todo empezó cuando viajaba en el transporte público rumbo a mi trabajo. Sentía cansancio, dolor de cabeza, náuseas, y poco a poco una sensación de que algo malo iba a pasar me invadió. Me sentí muy nerviosa, mi corazón latía fuertemente y mis manos comenzaron a sudar. Temblaba y sentí mucho miedo de que mi cabeza explotara o de que mi corazón se detuviera, y de que cayera muerta ahí mismo. Bajé y salí corriendo por la calle, deseando que esta sensación parara. La desesperación fue tal que, la idea de arrojarme al arroyo vehicular para que un golpe terminara con este sufrimiento cruzó por mi cabeza; pero no fue así. Alguien me ayudó y me condujo al hospital donde me asistieron”; este es el relato de Rose, una mujer de 40 años, cuando experimentó un ataque de pánico.

Una llamada puede ser la diferencia 1
Ante una crisis mental, que incrementa el riesgo de un final fatal, una llamada puede ser la diferencia. (Foto: Ilustrativa/Pexels)

A raíz de esta situación ella comenzó a recibir terapia psicológica para manejar su estrés y la ansiedad. Cuando dice sentir mucha ansiedad o presenta cuadros de depresión levanta el teléfono y hace una llamada. “A veces, el simple hecho de saber que alguien está ahí escuchando todo lo que pienso y siento en ese momento, me da tranquilidad y ayuda a calmarme. Agradezco por tener este tipo de ayuda”, nos compartió.

La intervención de un profesional que dé confianza y dirija las emociones del afectado es indispensable en momentos de crisis emocional para evitar una sobredosis o un acto de suicidio, aseguran los especialistas.

SERVICIOS DE SALUD MENTAL

La ciudad de Filadelfia, a través del Departamento de Salud Mental y Servicios de Discapacidad Intelectual (DBHIDS, siglas en inglés), opera una línea telefónica directa las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para ayudar a las personas y a sus familias que enfrentan emergencias de salud conductual (dbhids.org). Los consejeros de salud mental que responden a las llamadas pueden ayudar con equipo de emergencia móvil, centros de respuesta a crisis (ubicación e información), compromisos involuntarios de salud mental, consulta, apoyo de emergencia y asesoramiento técnico. Si requiere ayuda llame al (215) 685-6440. También puede solicitar un Equipo de Crisis Móvil para Niños, a través de la Línea de Crisis de Filadelfia (antes conocida como Servicios Agudos).

Los residentes de la ciudad pueden llamar si ellos o alguien que conocen están sufriendo de depresión, tienen sentimientos de querer hacerse daño a sí mismos o a los demás, sentimientos de desesperanza, dificultades para lidiar con el estrés de la vida, sufren de ira intensa u otras crisis emocionales o de abuso de sustancias. Las personas que llamen reciben asesoramiento y orientación para recibir servicios de evaluación y tratamientos oportunos.

La Línea Nacional de Prevención del Suicidio es una red nacional de centros de crisis locales que brinda apoyo emocional gratuito y confidencial en crisis suicidas, angustia emocional o ansiedad las 24 horas del día, los 7 días de la semana para personas en peligro, recursos de prevención y crisis para usted o sus seres queridos. No necesita hablar inglés. Llame al 1-800-273-8255 o al 1-800-985-5990, o envíe un mensaje de texto con TalkWithUS al 66746. Visite también la página https://suicidepreventionlifeline.org/

Healthy Minds Philly es un recurso virtual diseñado para ofrecer conciencia y educar sobre cuestiones de salud mental y ofrecer información útil. DBHIDS se asoció con Screening for Mental Health, Inc. (SMH) para ofrecer este recurso. Funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Para obtener más información visite HealthyMindsPhilly@phila.gov, HealthyMindsPhilly.org, o llame al 215-685-3755.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here