Manifestantes en los entornos de la ciudad, acuden al llamado del presidente Trum, también en la recaudación de fondos para el reconteo y las múltiples demandas.

Los medios de información internacionales se han volcado a tratar de entender si realmente pudiera proceder la demanda interpuesta por los abogados del presidente Trump.

El secretario de Justicia de Estados Unidos, William Barr, autorizó a los fiscales federales a investigar «acusaciones sustanciales» de irregularidades en la votación en las elecciones de la semana pasada, una medida que llevó al funcionario del Departamento de Justicia que supervisa los delitos electorales a renunciar a ese puesto.

Donald Trump había prometido “invadir Pensilvania” y en especial Filadelfia con abogados para impugnar los resultados en un estado que ha demostrado ser decisivo para el resultado de las elecciones.

Pero a pesar de la retórica candente en los últimos días del presidente y muchos de sus sustitutos, incluido el abogado Rudy Giuliani, sobre una conspiración demócrata para robar las elecciones mediante fraude, la campaña y sus abogados aún no han hecho ni una sola acusación en la corte de cualquier voto que se haya deliberadamente emitido de forma ilegal. En cambio, las demandas han buscado levantar sospechas en torno al proceso de votación de Pensilvania y el recuento de los resultados, gran parte de los cuales se rigen por leyes aprobadas por la Legislatura estatal del estado.

El lunes, la campaña de Trump presentó una demanda federal en Harrisburg recogiendo todas sus quejas sobre el proceso, planteadas por primera vez en desafíos separados ante jueces en todo el estado la semana pasada, y le pidió al juez que prohibiera al estado certificar sus resultados electorales.

Pero con la ventaja de Joe Biden en la carrera de Pensilvania rondando el lunes los 45,000 votos, es poco probable que un caso individual impacte suficientes votos para marcar una diferencia, a menos que los abogados republicanos puedan convencer al juez que, en conjunto, son suficientes como para socavar la confianza del público en los resultados.

Trump ha perdido las primeras cinco demandas presentadas, en torno a una docena más aún deben ser consideradas por jueces en todo el país. Los analistas políticos estadounidenses dicen que incluso si Trump tiene éxito en algunas de las demandas restantes que desafían los totales de votos en un puñado de estados, los cambios en el recuento no serían suficientes para revertir la victoria de Biden.

En Pensilvania deberían contarse potencialmente un número aún indeterminado de boletas enviadas por correo, que tuvieran matasellos antes del día de las elecciones y llegaron después del cierre de las urnas, pero aún dentro del período de gracia de tres días posterior a la elección, como fue establecido por la Corte Suprema de Pensilvania.  En septiembre, el tribunal más alto de Pensilvania extendió el plazo para recibir las boletas por correo. El tribunal falló en un caso en el que la secretaria de Estado Kathy Boockvar, que supervisa las elecciones, y el Partido Demócrata estatal argumentaron que las demoras en el correo podrían resultar en que algunas boletas enviadas antes del día de las elecciones no llegaran hasta después del cierre de las urnas el 3 de noviembre, normalmente la fecha límite para emitir un voto bajo la ley estatal. Con un resultado de 4-3, la corte creó un período de gracia de tres días para que las boletas con matasellos del día de las elecciones llegaran y se contaran. Este periodo finalizó a las 5 p.m. el 6 de noviembre. Aduciendo que los eventos extraordinarios del año pasado, en particular la pandemia de COVID-19, justificaron relajar las reglas, como lo haría un desastre natural.

Seguirá la atención en nuestra región 1
El presidente electo estadounidense Joe Biden. EFE/ Jim Lo Scalzo

Varios grupos republicanos, incluida la campaña de Trump, han argumentado que la decisión de la corte usurpó la intención de la Legislatura de Pensilvania, en manos de los republicanos, que tiene la tarea de establecer las reglas de las elecciones. Han argumentado que cualquier voto que llegue después de las 8 p.m. el 3 de noviembre debe ser desechado.

Boockvar y los demócratas sostienen que la extensión estaba justificada, dados los retrasos generalizados en la entrega de correo en Pensilvania y en todo el país. Argumentan que los tribunales deberían ceder ante cualquier solución que facilite el voto de las personas y el recuento de esos votos.

El tribunal más alto de la nación se negó a actuar antes del día de las elecciones, pero al tomar esa decisión, cuatro jueces conservadores señalaron que podrían estar abiertos a reconsiderar el caso. A instancias de los republicanos, el juez Samuel A. Alito Jr., que supervisa los asuntos de emergencia de la Corte Suprema que surgen de Pensilvania, ordenó la semana pasada a los condados del estado que mantuvieran registros separados de las boletas electorales recibidas por correo después del 3 de noviembre.

La campaña de Trump también citó este tema en su demanda el lunes pidiendo a un tribunal federal en Harrisburg que detenga la certificación del voto del estado. Los funcionarios estatales no han dicho cuántos votos llegaron dentro del período de gracia. Boockvar ha dicho que algunos condados no recibieron ninguno, mientras que los condados más grandes recibieron hasta un par de cientos.

En Filadelfia, dijo el comisionado electoral Al Schmidt, aproximadamente 1,000 boletas por correo llegaron durante el período de tres días.

Pero incluso si la Corte Suprema de los EE. UU. asumiera el caso y anulara la extensión del plazo para futuras elecciones, eso no significaría necesariamente que también invalidaría.

Los suburbios fueron determinantes

Si bien Filadelfia se sabe que se inclina en más de un 80% a un voto demócrata, otros condados en los suburbios fue donde el aumento de hasta 5 puntos en comparación con el 2016, fueron los que le dieron el triunfo a Biden. Chester, Delaware, Montgomery y Bucks subieron su porcentaje demócrata o “anti trumpista”. También La zona de Pittsburgh siguió esta tendencia. Ambos partidos lo sabían, y por eso dedicaron las ultimas semanas en constantes actos de campaña en esta región.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here