Todos tenemos la responsabilidad de educarnos a nosotros mismos y a los demás sobre la historia de los latinos y la gran ciudad de Filadelfia, que es el lugar de nacimiento de EE. UU. La democracia tiene una historia hermosa e interesante llena de muchas historias de fondo que deben explorarse.

La maravillosa obra de teatro Hamilton da vida al viaje de un hombre a través del nacimiento de una democracia.

Hamilton es un musical cantado y rapeado por Lin-Manuel Miranda. Cuenta la historia del padre fundador estadounidense Alexander Hamilton.

Miranda dijo que se inspiró para escribir el musical después de leer la biografía de 2004 Alexander Hamilton de Ron Chernow. El espectáculo se basa en gran medida en el hip hop, así como en el R&B, el pop, el soul y las melodías de espectáculos de estilo tradicional; y presenta a actores no blancos como los Padres Fundadores y otras figuras históricas. Miranda describió a Hamilton como el relato de «La América de entonces, como la cuenta la América de ahora».

Resulta interesante que haya sido un puertorriqueño el que se puso a estudiar a Hamilton, y así dar vida a una parte de la historia de Filadelfia de la manera más creativa y aclamada.

Si bien es importante para los latinos aprender la historia de Filadelfia, y la construcción de los documentos “sagrados”, también debemos conocer sus exclusiones.

Debemos recopilar la historia de la llegada de los latinos a esta ciudad, y sus alrededores y los aportes que dieron y siguen dando. Desde nuestros humildes comienzos en Filadelfia, hemos visto el crecimiento de una comunidad muy diversa de latinos y familias mixtas.

Un esfuerzo en este sentido, lo hizo en este semanario Edgar Ramirez, haciendo un recorrido del origen del primer grupo de mexicanos que se instaló en esta histórica ciudad.

Si bien hay algunos trabajando en un Museo Nacional Latino; en Filadelfia tenemos que estar construyendo un “museo-hogar” para la documentación de esta parte de la historia. Entonces podríamos aprovechar al máximo todos los museos y lugares históricos de la ciudad y hacerla más hermosa ofreciendo la experiencia latina.

Y me encantaría si pudiéramos atraer a Lin-Manuel Miranda y algunos del elenco original a un evento cultural de un día en Filadelfia para alentar a la comunidad latina a explorar sus oportunidades artísticas y creativas.

Nuestras historias no pueden permanecer en silencio. Envíanos tu historia, este es un medio para expresar su voz y tejer nuestra Historia, apropiarnos de la narrativa sobre quienes somos, de donde venimos y a donde vamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here