Luego de los episodios de violencia en el centro de Filadelfia.

Mapa de cierre de las vías del centro de Filadelfia (cierre vigente hasta nuevo aviso)


FILADELFIA – Los funcionarios de la Ciudad proporcionaron hoy las siguientes actualizaciones en respuesta a la violencia del sábado por la noche en el centro de Filadelfia. 

Cierre de vías en el centro de Filadelfia: para facilitar la limpieza y más respuestas de emergencia si es necesario, la Ciudad ha cerrado todas las calles en el centro de la ciudad. El área de cierre se extiende desde la calle Vine hasta la calle South, desde el río Delaware hasta el río Schuylkill. El cierre entró en vigencia al mediodía de hoy, domingo 31 de mayo y continúa hasta nuevo aviso. El acceso por SEPTA también estará restringido. Los residentes y operadores de negocios en el centro de la ciudad tendrán acceso permitido. (El mapa del área de cierre se incluye a continuación).

Toque de queda: El toque de queda obligatorio de toda la ciudad volverá a estar vigente esta noche, a partir de las 6 p.m. y continuará hasta las 6 a.m. de mañana lunes 1 de junio de 2020. Solo las personas que realicen trabajos esenciales o necesiten atención médica o asistencia policial podrán salir al aire libre durante las horas de toque de queda.

Comentarios del alcalde: el alcalde Jim Kenney ofreció hoy los siguientes comentarios sobre las protestas del sábado y la violencia resultante:

Buenas tardes.

La destrucción que vimos anoche en el centro de la ciudad me entristeció y me decepcionó más allá de las palabras.

Estoy seguro de que entristeció a todos los habitantes de Filadelfia que se enorgullecen de nuestra ciudad, especialmente a las miles de personas que salieron en el día de ayer para protestar pacíficamente pero con fuerza.

Manifestaron su posición sobre sus décadas de inconformidad por un sistema que degrada a los afroamericanos debido al color de su piel.

Esa declaración fue importante. Y de ninguna manera debería ser disminuido por otros grupos organizados de personas que intentaron causar el caos en nuestra ciudad.

Esos vándalos en el centro de la ciudad hicieron un mal servicio a las miles de personas que optaron por protestar enérgicamente contra el racismo institucional y la violencia a manos de la policía.

Al saquear el centro de la ciudad, estas personas no solo profanaron negocios privados, sino que también profanaron el importante mensaje que se escuchó en las protestas pacíficas anteriores.

Porque las personas que en todo el país desean ver una continuación del racismo sistémico, incluso en la Casa Blanca, usarán el daño, la violencia y el saqueo para perpetuar su odio enfermo.

Todo esto, se suma a los más de dos meses de lucha contra la pandemia del COVID-19.

Siempre nos hemos expresado sobre los efectos sobre la salud mental de la orden de permanencia en casa, el distanciamiento social y el impacto económico devastador, con la pérdida de empleos y el futuro incierto.

Hoy es el último día del Mes de Concientización sobre la Salud Mental, pero esto no termina las tensiones emocionales provocadas por la pandemia.

Y para muchos, la impactante visión del asesinato de George Floyd, suplicando que se le permitiera respirar, se sumó a los dos meses de tensiones acumuladas.

Por favor, le pedimos a todos que no esperen para obtener ayuda. Lo pueden hacer ahora mismo en mindphltogether.com.

¿Adónde nos lleva esto?

Recorrí las cuadras dañadas en el centro esta mañana y, a pesar de mi profunda tristeza, lo que vi me dio esperanza.

Los residentes acudieron organizadamente, solos, para ayudar a limpiar.

Un domingo por la mañana dedicaron su tiempo y energía a restaurar su ciudad.

Y le pido a todos los residentes de Filadelfia que hagan su parte, por supuesto, mientras usan una máscara y conservan la distancia social.

Puedes poner de tu parte hoy de maneras muy simples: encuentra algo que demuestre tu orgullo y amor por Filadelfia.

Puede hacer una acción que contrarreste las imágenes de destrucción que vimos anoche.

Pero incluso cuando se limpien esas cuadras, cuando se restauren estos negocios, entiendo muy bien que los problemas más importantes que alimentaron los eventos de ayer permanecerán.

Lo que vimos tanto en las protestas pacíficas de ayer como en la destrucción más violenta —no solo en Filadelfia sino en muchas otras ciudades, nació de décadas de racismo sistémico y la pobreza resultante.

Pobreza y racismo: estos son factores gemelos que trabajan de la mano para alimentar la ira, la desesperanza y la violencia.

Y cuando se desencadenaron los asesinatos de personas afroamericanas desarmadas, esa ira y desesperanza se extendió por las calles de Filadelfia y en ciudades de todos los Estados Unidos.

Recuerde, después de que se limpie el daño material nos queda resolver el mayor desafío: construir una sociedad verdaderamente justa para cada persona que vive en ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here