Jaime Murrel dedicó su vida a llevar el amor de Dios con canciones. (Foto: cortesía)

A solo 10 días del Día del amor, el cantante Panameño Jaime Murrell, conocido por su pasión de amar a Dios y amar al prójimo, falleció en la ciudad de Miami como resultado de complicaciones del COVID-19, comunicó su esposa a través de sus redes sociales. El cantante era conocido por decir que el día de su muerte sería el día de su graduación con Dios. Según su esposa, todos en su hogar salieron positivos al virus recientemente; pero, aunque los demás fueron asintomáticos o no les dio muy fuerte, ese no fue el caso de Jaime y, estando en el hospital bajo tratamiento, murió de un infarto causado por complicaciones en los pulmones. 

Jaime comenzó su carrera como cantante joven siendo miembro de un grupo llamado Los Mozambiques. Después de unos años su vida fue transformada por Dios y se dedicó a cantar del amor de Dios. Conocí a Jaime un tiempo después de su cambio de vida, hace unos 28 años. Yo era un joven recién graduado de la universidad y él era un hombre establecido, sirviendo a Dios como director de alabanza en una de las iglesias hispanas más grandes de Miami, mientras yo apenas comenzaba mi carrera en los medios de comunicación y la tecnología.

Me impactó su amor por Dios, su talento, su humildad, y su disposición para animar y ayudar a la juventud, aun a aquellos que recién había conocido. A través de los años escuché sus canciones alabando a Dios en muchas iglesias por toda Latinoamérica y Estados Unidos. Me encontré con Jaime en algunos eventos y él, aunque su ministerio seguía creciendo, continuó siendo la misma persona que reflejaba el amor de Dios hacia los demás.

Algunas de las canciones por las que Jaime fue más conocido incluyen: Te pido la paz, Yo quiero más de ti, Oh moradora de Sion, y Oh ven, entre muchas otras. Durante la pandemia todas nuestras vidas han sido impactadas, pero Jaime continúo siendo positivo, utilizando la tecnología para compartir el amor de Dios, y estuvo muy activo dirigiendo alabanzas a Dios “en vivo”, en las redes sociales y animando a otros con sus mensajes. Aunque tuvo que cancelar eventos en las redes sociales durante el mes de enero por causa de su salud, continuó compartiendo mensajes de inspiración y amor a través de sus cuentas de Instagram y Facebook aun hasta el día que se graduó, cuando Dios se lo llevó. Él, como muchos otros, fue impactado económicamente por la pandemia, y su esposa tuvo que utilizar las nuevas tecnologías y establecer una campana en GoFundMe para ayudar a levantar fondos para cubrir los costos del fin de su vida.

Las tecnologías han cambiado el mundo grandemente, pero seguimos enfrentando los mismos desafíos que en gran parte son el resultado de la falta de amor. Jaime Murrell fue un héroe en la vida de muchos, especialmente jóvenes, y vivió una vida de impacto, utilizando la tecnología para compartir el mensaje del amor de Dios y la esperanza que Dios nos da. Su esposa compartió que continuarán su legado de amor y su música a través de las redes sociales. #TePidoLaPaz #YoQuieroMasDeTi

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here