Incendian patrullas durante la protesta en Filadelfia por la muerte de George Floyd.

Filadelfia.- Lo que empezó como una protesta poderosamente pacífica y guardando la sana distancia , degeneró en destrozos en el centro de la ciudad, por lo que el alcalde impone el toque de queda que regirá desde las 8 p.m. hasta las 6 a.m. del domingo ante las violentas protestas en la ciudad por la muerte de George Floyd en Minnesota. 

Las autoridades advirtieron a la multitud que el vandalismo «no será tolerado».

Un grupo de manifestantes intentaron derribar la estatua de Frank Rizzo, ex comisionado de la policía y alcalde de Filadelfia. Posteriormente, manifestantes rompieron algunas ventanas en el Ayuntamiento. Las protestas también causaron el cierre en la I-76.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí