En conferencia de prensa. (Foto: Cortesía/ Edwin Desamour)

El psicólogo Héctor Ayala es un rostro conocido en el ambiente de salud mental en la ciudad de Filadelfia. Su origen puertorriqueño, le ha favorecido para trabajar con una comunidad particularmente vulnerable, como lo es la hispana. Es presidente y director general de Hispanic Community Counseling Services, tiene estudios de postgrado en Servicios Humanos en la Universidad de Lincoln de Filadelfia.  Su experiencia en el liderazgo de la organización Latino Behavioral Health Coalition, ha enriquecido sus conocimientos interdisciplinarios.

COMUNIDAD RESILIENTE

En una reciente entrevista con Impacto, Hector mencionó que la resiliencia de la comunidad han sido de las cosas más buenas que han pasado durante esta pandemia, particularmente en este año que ha sido extremadamente duro, donde muchas familias han perdido familiares, amigos, y su trabajo. Además de que la situación económica cambió dramáticamente sus vidas, y todavía hasta este punto, no han podido recuperarse.

Mencionó además que la pandemia del COVID-19, que ha azotado a la comunidad latina, no ha sido la única. Lo que ha llevado a una fatiga extrema tanto física como emocional, que ha provocado bajar la guardia entre la comunidad.

Cuando comenzó la pandemia, no tuvo tiempo de enfocarse en el aspecto personal. “Nosotros sentimos que teníamos una responsabilidad moral y ética de dar los servicios, y todavía nos queda mucho por aprender, muchas cosas por vivir, y retos que afrontar en el 2022 porque estamos en medio de una guerra”, dijo.

Desde el inicio él y sus colegas buscaron la manera de crear acceso a servicios de salud mental, de manera que fueran más fáciles y factibles para la comunidad a la que estaban sirviendo, donde reconoce que el sistema de salud mental en Filadelfia tuvo mucho que ver en el éxito de su servicio, aunque para muchas personas esto no ha sido necesariamente lo ideal, lo cierto es que dentro de las circunstancias, este nuevo acceso ha creado una transformación que se está viendo en el campo de la salud mental, lo cual ha beneficiado a la comunidad.

“La pandemia fue la tormenta perfecta para revelar cambios dramáticos en la sociedad”

CONOCER MÁS NUESTRA COMUNIDAD

Es una realidad que en la ciudad los casos de suicidios, violencia intrafamiliar, abuso del alcohol entre mujeres, y la adición a las drogas, han ido en aumento, lo que él considera también es una consecuencia de que estamos en una sociedad en donde no todos nos sentimos pertenecer; donde se sigue acentuando la separación, la diferencia, la discriminación, el racismo, el prejuicio, y donde las redes sociales han pasado a ser la herramienta perfecta para divulgar estas ideas; donde se vanaglorian los actos de violencia. Y aunque esto no es nuevo si es alarmante que entre los jóvenes se está perdiendo el contacto con la realidad. Es por ello por lo que para el especialista es muy importante indagar más acerca de nuestras familias, de la comunidad donde vivimos, porque el número de personas afectadas que hemos visto no tiene precedente.

“Creo que la gente ha malinterpretado ‘libertad por responsabilidad social’, y la libertad de cada uno de nosotros tiene límite hasta el punto donde mi comportamiento, mi manera de pensar, mi manera de hablar afecta a los demás, y esto es la parte más triste de todo esto”, expresó.

Hector resalta que cuando no se tiene la educación, cuando no se tienen las actividades y los programas ideales para que los jóvenes se desarrollen no solo física sino emocionalmente, no desarrollan inteligencia emocional; no saben cómo resolver conflictos, cómo relacionarse con otras personas, una situación que no los hace sentir completamente parte de una sociedad. No importa lo que hagan, ellos creerán que no tendrán la habilidad de poder llegar a tener éxito en su vida.

También recordó que durante cuatro años vivimos bajo una presidencia que promovió la violencia, una lástima porque ésta pasó a ser el canal de oportunidad para individuos en dolor, que hasta cierto punto fueron abandonados por su familia, por sus comunidades. “Hasta que no podamos entender el concepto de ‘lo que te pasa a ti me afecta a mí, y lo que me pasa a mí te afecta a ti’, muchas cosas no van a cambiar”.

LA REALIDAD ES OTRA

No obstante, argumentó que, así como existen personas que expresan odio y violencia, también hay personas que están completamente opuestas a esa ideología. “Por eso existen personas como nosotros, migrantes, que buscan mantener valores especiales que nos reconoce como latinos, y que no nos vamos a desviar de lo que somos, de lo que representamos, y de lo que nosotros traemos verdaderamente a esta nación, quienes buscamos lo mismo que cualquier otra persona alrededor del mundo, sentirse seguro, criar y proveer una familia, ‘que nuestros hijos sean amados, y que nosotros mismos seamos capaces de amar a los hijos de otras personas’, qué mejor regalo y qué mejor bendición”.

“A mayor libertad, mayor responsabilidad”

PATRULLAS COMUNITARIAS DE PAZ

Actualmente, Héctor Ayala está envuelto en una nueva iniciativa, la cual comenzó la noche de Acción de Gracias, en el este de Filadelfia, un movimiento antiviolencia, creando patrullas comunitarias de paz con el propósito de reclutar voluntarios para parar la violencia. La intención es crear una línea con mediadores y diferentes grupos comunitarios dispuestos a ayudar a personas que quieran hablar sobre problemas o situaciones que están pasando en la comunidad o que quieran salir de este ciclo de violencia en el que se encuentran. “Son patrullas que están caminando con la comunidad porque creemos mucho en poder empezar a reestablecer esta confianza dentro de ella, y no poner la responsabilidad en la policía o en la alcaldía, sino esto también es responsabilidad de nosotros, y apoyar como hombres a la comunidad”.

Mas información sobre esta coalición de buenas voluntades “Cero Homicidios Ahora”  la puede encontrar en www.zerohomicidesnow.com o

www.phillytruce.com Tel: (267) 458-7823 correo electrónico: phillytruce@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here