Filadelfia no fue una de las primeras ciudades en manifestarse después de la muerte de George Floyd,  pero cuando lo hizo, fue un estallido feroz, que se explica ya que ha sido clasificada durante mucho tiempo como el área metropolitana más pobre de las ciudades más grandes del país. La tasa de pobreza ronda el 26 por ciento. El último estudio de Pew encontró que el 41 por ciento de las personas que viven por debajo del umbral de pobreza dijeron que su salud era deficiente.

¿Qué se tiene que perder cuando lo que impera en la vida de los jóvenes es la desesperanza? Salieron a las calles, muchos de ellos con una rabia desbordada, otros con el objetivo de destruir, y otros con la franca idea de delinquir y arrebatar lo que creen que les ha sido usurpado. No faltaron los oportunistas, pero la mayoría son rebeldes con causa.

Parecía que todo iba ir escalando después de las escenas del fin de semana, pero ante las amenazas de un presidente buscando revancha más que justicia, y una relevante solidaridad generalizada por la causa, aunque sin celebrar la violencia, las multitudes han seguido saliendo a clamar justicia y sorprendentemente las protestas volvieron a ser en su mayoría, pacificas.

Filadelfia se rebeló, ahora hay que organizar la rabia 1

Las emociones siguen siendo contradictorias para muchos de los residentes y en especial para los activistas, líderes comunitarios y los mismos funcionarios.

Han sido una cadena de noches de insomnio y de incertidumbre que se cuestiona, ¿y ahora que sigue?

Los que si tienen algo que perder

El reportero Aaron Moselle de WHYY, ha venido dando seguimiento a lo que ha mantenido la tensión en la ciudad aun mas alta. Vecinos de Fishtown se preocuparon porque algunos agentes de la policía de Filadelfia parecían permitir que un grupo de aproximadamente 70, en su mayoría hombres blancos, se reunieran fuera del 26 ° Distrito de Policía mucho después de que el toque de queda obligatorio de la ciudad entrara en vigor a las 6 p.m. el lunes.

Filadelfia se rebeló, ahora hay que organizar la rabia 2

Los miembros del grupo, que dijeron que estaban allí para proteger a la policía, interrumpieron y amenazaron a un pequeño grupo de aproximadamente una docena de personas que protestaban por el asesinato de George Floyd, que se agruparon frente a ellos en Girard Avenue. También agredieron al menos a tres personas antes de dispersarse por la noche, incluido un miembro de WHYY que no estaba asignado a la estación en ese momento, pero estaba usando su teléfono inteligente para capturar la escena en desarrollo en las redes sociales.

Cinco residentes cercanos dijeron a WHYY News que llamaron al 911 para informar al grupo o expresaron inquietudes con los policías estacionados en sobre tener un grupo grande, que llevara artículos que podrían usarse como armas, fuera del toque de queda pasado. Además, algunos de los hombres fueron vistos en fotos y videos publicados en las redes sociales con palos de golf y un hacha.

La Unidad de Asuntos Internos del departamento de policía declaró que está investigando el incidente.

El mismo alcalde Kenney denunció el “vigilantismo” de Fishtown.

Hay diversos testimonios de haber sido atacados en esa zona por lo que se presume puedan ser “supremacistas” incluyendo miembros de la producción de WHYY.

Filadelfia se rebeló, ahora hay que organizar la rabia 3
Danielle Outlaw Comisionada de policía de Filadelfia, Crédito ADA TRILLO

Durante una conferencia de prensa la comisionada de policía Danielle Outlaw dijo que su departamento no apoyaba de ninguna manera al grupo que se reunió afuera del 26 ° Distrito de Policía la noche anterior.

«No les pedí que hicieran eso, no lo agradezco, no los invito a regresar y no los necesitamos», dijo Outlaw.

El fiscal de distrito de Filadelfia, Larry Krasner, quien hizo una carrera defendiendo a los manifestantes antes de convertirse en el principal fiscal de la ciudad, emitió un comunicado sobre el incidente el martes por la noche.

«Quiero ser claro: la Oficina del Fiscal de Distrito de Filadelfia no tolerará la violencia, las amenazas y los actos desordenados de odio», dijo. “Las personas que lo hagan serán procesadas, al igual que cualquiera que las ayude a causar daño. Ellos son el problema, no la solución; son el peligro, no los manifestantes pacíficos «.

No está claro si los miembros del grupo eran residentes de Fishtown, no está claro que es lo que vaya a suceder en los siguientes días, meses, años.  Lo que sería útil seria organizar la rabia, y construir, lo que se antoja posible, otro mundo donde no se hable más de racismo, por la comprensión de la existencia de una sola raza humana, donde por fin comprendamos que el nosotros debemos prevalecer sobre el yo, porque el bien común, es la única paz verdadera posible, la que es fruto de la equidad y la justicia social.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here