La seguridad en las escuelas es una prioridad para las familias inmigrantes. (Foto: Cortesía Juntos)

El pasado 24 de junio, Juntos, organización que defiende los derechos de los inmigrantes, obtuvo una victoriacuando la Junta de Educación de las escuelas de la ciudad votó de manera unánime para aprobar el “Welcoming Sanctuary Schools Resolution”, pues si bien la ciudad de Filadelfia está considerada como ciudad santuario, sus escuelas tienen mucho por hacer respecto a los protocolos, que reflejen no solo protección si no empatía con la comunidad inmigrante, en especial la indocumentada.

El 1 de marzo Juntos arrancó la campaña que incluyó cinco puntos que exigían el fin de la criminalización, desinversión, asimilación y violencia sistémica en las escuelas de Filadelfia, e implementar una pedagogía receptiva a la cultura de los estudiantes inmigrantes.

En junio, la asambleísta Helen Gym, presentó esta resolución del Concejo Municipal a la Junta de Educación, retomando una detención por agentes de la oficina de inmigración y control de aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) a una madre inmigrante embarazada. Poco antes de la pandemia, fue detenida afuera de la escuela primaria Kirkbride en el sur de la ciudad. Migración dijo en su momento que fue porque tenía una orden de deportación, pero el incidente causó miedo y preocupación entre los estudiantes y familias inmigrantes.

Escuelas Santuario, mas allá de la protección 1
Activistas inmigrantes de Juntos. (Foto: Cortesía Juntos)

Erika Guadalupe Núñez, directora ejecutiva de Juntos, inició una investigación sobre la falta de entrenamiento del personal del Distrito Escolar acerca de cómo apoyar mejor a esas familias.

 “Celebramos la aprobación de esta resolución como un reconocimiento a los estudiantes y sus familias que se organizaron en medio de la pandemia, después de presenciar un ataque de ICE a una miembro de la comunidad”, expresó en un comunicado de prensa. Reconoció que este es el primer paso para finalizar la criminalización en las escuelas y en la ciudad. “Estamos comprometidos a este trabajo hasta que alcancemos nuestra visión para las escuelas santuario”, concluyó.

Por su parte, Guadalupe Méndez, coordinadora de programas para jóvenes de Juntos, testificó durante la audiencia en línea con la Junta de Educación diciendo que, “santuario no solo significa mantener a ICE fuera de las escuelas, sino proteger activamente los derechos e inocencia de nuestros estudiantes”. A su vez, el líder juvenil Edgar Villegas, atestiguó “queremos un espacio donde podamos ser quiénes somos y aprender acerca de nuestros países de origen”.

La resolución es para que las escuelas santuario sean también de acogida, por lo que hará que se cumplan las medidas de protección para los niños y las familias de los estudiantes inmigrantes en el distrito escolar: Reconocer que la presencia de agentes de inmigración en, o alrededor de las escuelas, es perjudicial, y tener claro las reglas en contra de dicha presencia. Incluir el entrenamiento, y poner en práctica un plan para el personal del distrito escolar, contratistas y voluntarios para responder a las peticiones, presencia y actividad de los agentes de inmigración. Crear y mantener un plan de respuesta de emergencia para garantizar la seguridad y bienestar de los estudiantes y sus familias que hayan sido impactados por las acciones a nivel federal. Finalmente, exhortar el compromiso del distrito escolar para llevar a cabo el cumplimiento de estas medidas, incluyendo a maestros, padres, y organizaciones comunitarias durante el proceso de planeación.

Escuelas Santuario, mas allá de la protección 2
Inicio de la campaña para las escuelas santuario. (Foto: LRN)

LA CIUDAD RESPONDE

El alcalde Kenney, Cynthia Figueroa, vicealcaldesa de la Oficina de Niños y Familias y Amy Eusebio, directora Ejecutiva de la Oficina de Asuntos de Inmigrantes, emitieron una declaración sobre la Resolución que llamaron Escuelas “Santuario” en Ciudades de Bienvenida.

“Aplaudimos los esfuerzos y la capacidad de respuesta del Distrito Escolar de Filadelfia”, además agregaron la importancia de darle seguridad y el bienestar emocional a los niños y de defender el derecho al acceso a una educación pública gratuita sin miedo.

“Nuestro objetivo es que las familias inmigrantes que llaman hogar a Filadelfia se sientan bienvenidas, seguras y protegidas en nuestras escuelas… alentamos a otras juntas escolares a considerar la adopción de políticas de bienvenida similares”.

También destacaron que la resolución fue propuesta durante el Mes de la Herencia del Inmigrante y es otro paso que reafirma su compromiso y responsabilidad como una ciudad que acoge a los inmigrantes. “Tenga la seguridad de que continuaremos luchando por todos nuestros inmigrantes, independientemente de su estado legal, origen nacional, raza, identidad de género, expresión de género, orientación sexual, estado familiar, religión o habilidades. Son nuestros vecinos, familia y amigos, y celebramos sus contribuciones a nuestra gran ciudad”, finalizaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here