Edgardo Miranda-Rodríguez (Foto: cortesía de somosarte.com )

Para el autor y “artivista” Edgardo Miranda-Rodríguez y su personaje de superheroína “La Borinqueña”, ha sido un año extremadamente activo, marcando una diferencia positiva en la comunidad. Por si no la conoces, La Borinqueña es un personaje afro-boricua que ejemplifica la necesidad del heroísmo cotidiano que se necesita hoy más que nunca. La última vez que Impacto habló con su creador, La Borinqueña se había convertido en el rostro de “Mascarillas para América”, un proyecto para recaudar fondos para ayudar a proporcionar máscaras protectoras a los héroes de primera línea que cuidan a los afectados por el COVID-19.

El que cuenta las mejores historias, moldea la cultura 1

Edgardo Miranda-Rodríguez (Foto: cortesía de somosarte.com )

Hasta el momento, este proyecto en curso ha recaudado más de $ 500,000 para esta causa, gracias al apoyo de miles de personas como tú y como yo. Líderes políticos y celebridades, incluidos actores de Marvel, The Avengers y Wandavisión que también se han unido a este esfuerzo. Se han distribuido más de 800.000 máscaras N95 en todo Estados Unidos, incluido Puerto Rico.

La Dra. Stephanie Brown y yo nos sentamos recientemente a conversar con Edgardo a través de Zoom y tuvimos una conversación muy emocionante sobre las cosas que ha estado haciendo durante el último año al servicio de los demás. También hablamos sobre el poder de la narración y el uso de los medios y la tecnología para marcar una diferencia positiva en nuestra comunidad, especialmente durante este tiempo de desafíos que estamos experimentando. Nos recordó que creó La Borinqueña como estudiante universitario, ilusionado con llevar un mensaje positivo. “Utilizo la narrativa y las imágenes visuales de los superhéroes para abordar los problemas de derechos humanos que nos afectan en el mundo real», afirma. Su esperanza es que esto ayude a generar conversaciones que lleven a soluciones para lo que está sucediendo en Puerto Rico y más allá. Su nivel de influencia ha crecido a medida que La Borinqueña se ha popularizado.

El año pasado, La heroína fue invitada a formar parte de un movimiento para movilizar a los latinos a votar. Edgardo nos recuerda que, si hablamos con nuestros abuelos, nos daremos cuenta de que nuestro voto no puede darse por sentado, ya que han pasado menos de 50 años desde que el presidente Gerald Ford firmó la legislación que otorga a los latinos y otras minorías lingüísticas el derecho al voto. Para movilizar a los jóvenes a votar, se creó una serie de anuncios de servicio público bilingües con una animación de La Borinqueña, que los inspiraron a salir y depositar su voto. Las actrices afrolatinas Zoe Saldana y Rosario Dawson prestaron su voz a La Borinqueña en estos videos. Esto fue parte de un esfuerzo más amplio que, según un informe de la Iniciativa para Políticas Latinas de la UCLA, resultó en que más de 16.6 millones de latinos votaran en las elecciones presidenciales de noviembre. Esto significó un aumento del 31% con respecto a las elecciones de 2016, que fue el doble del porcentaje del aumento reportado en otras minorías étnicas.

Edgardo aparentemente tiene poderes de superhéroe, como La Borinqueña, ya que también participó colaborando con la banda Stretch y Bobbito + The M19s en el proyecto “Qué Bonita Bandera”, para conmemorar el 125 aniversario de la creación de la bandera puertorriqueña. El proyecto fue lanzado en diciembre de 2020 e incluye un cómic coleccionable de La Borinqueña, un video musical y un remix de la canción clásica. A Miranda- Rodriguez le apasiona el uso de la narración de historias para educar a la comunidad, y para ayudar a encontrar soluciones a los desafíos que enfrentamos. Nos recuerda que “cuando contamos nuestras propias historias nos incluimos en la narrativa, nos incluimos en la discusión, y nos incluimos en el discurso científico, psicológico, cultural y académico. Cuando no contamos nuestras propias historias nos excluyen, nos borran, no existimos”.

Para Edgardo una educación universitaria es vital para el éxito de la comunidad. “Una institución como Esperanza College no podría haber existido hace 100 años. Por eso es una institución nueva. ¿Por qué? Porque los líderes comunitarios, encabezados por el Rev (Luis) Cortes, vieron la necesidad de tener instituciones que reflejaran nuestras capacidades, nuestro potencial, que celebraran a nuestros académicos, y eso es algo por lo que siempre tenemos que luchar «.

Esperanza College, la primera institución de servicio hispano de Pensilvania, está totalmente acreditada y aquí en nuestra medio ayuda a fortalecer la comunidad preparando más «héroes de impacto y esperanza» que, como Edgardo, están marcando una diferencia positiva. Ofrece programas que preparan a sus alumnos en narrativa de historias, producción de medios, diseño web, desarrollo de aplicaciones móviles, ciencias de la salud, negocios, educación, justicia penal y otras áreas clave, que son fundamentales para la comunidad. La creciente influencia y éxito de Miranda mientras sirve a nuestra comunidad muestra el poder que tiene la habilidad para narrar nuestras propias historias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here