Fotografía de archivo del gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy. (Foto: EFE/Peter Foley)

Una coalición de organizaciones condenó esta semana la gestión que la Administración del gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, ha dado a los fondos para indocumentados de ese estado que por su estatus legal no cualificaron para la ayuda federal para afectados por la pandemia.

Nueva Jersey asignó en mayo del 2021 40 millones de dólares para el Fondo de Excluidos de ayudas federales, lo que fue criticado en ese momento por activistas, asegurando que la propuesta era insuficiente para los 460.000 indocumentados que se estima viven en este estado.

El fondo no comenzó a recibir solicitudes hasta octubre, pero el estado tenía sólo hasta el 31 de diciembre para usar ese dinero, proveniente de fondos federales.

Hasta ahora sólo se han distribuido 6 millones de dólares y los restantes 34 millones se reasignaron a gastos estatales que no beneficiarían directamente a los indocumentados, como el pago de nómina u otros gastos de las agencias gubernamentales incurridos durante la pandemia, de acuerdo con el periódico Gothamist.

La Administración Murphy alega que no se recibieron suficientes solicitudes para los 40 millones y los defensores de los inmigrantes aseguran que el proceso de solicitar los fondos es muy complicado.

Félix Gallardo, un trabajador esencial de un restaurante, solicitó la ayuda tras enfermar de COVID y por deudas acumuladas «pero aún no me han aceptado. Han sido meses de ir y venir con la documentación».

«Cuando me enfermé de COVID en mi lugar de trabajo y no pude trabajar, no recibí ni un centavo por desempleo o pago de estímulo a pesar de haber pagado impuestos durante 25 años», recordó.

«Mi hijo y yo necesitamos apoyo desesperadamente, al igual que cientos de miles de personas en todo el estado. Exigimos al gobernador Murphy y a la legislatura que tomen medidas ahora para financiar completamente el programa», afirmó.

La coalición de organizaciones escribió a Murphy para expresar su preocupación y pedir que financie completamente el programa y aumente los esfuerzos de divulgación para que todas las personas elegibles y los hogares necesitados puedan solicitar la ayuda.

«Para satisfacer la necesidad de casi medio millón de personas en Nueva Jersey que ahora se acercan a su tercer año sin ayuda de COVID-19, el estado debe aumentar significativamente la cantidad asignada al Fondo de los Excluidos», que estiman debe ser de 989 millones de dólares, de acuerdo con la carta.

Según Amy Torres, de la Alianza de Nueva Jersey para la Justicia de los Inmigrantes, «la negativa a cumplir con seriedad las demandas de esta coalición, incluso cuando nos hemos mantenido en la mesa de buena fe desde el inicio del Fondo de Excluidos de Nueva Jersey, es un insulto a nuestras comunidades».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here