La familia al enterarse de la noticia de que puede salir de santuario. (Foto cortesía)

Filadelfia, EE.UU.- Carmela Apolonio Hernández y sus cuatro hijos saldrán del santuario después de que ICE anunció que ella “no es una prioridad de deportación”. Carmela y sus hijos han estado viviendo en santuario en iglesias de Filadelfia desde 2017 bajo amenaza de detención, deportación y separación familiar por parte de ICE. Si bien Carmela y su familia continuarán la lucha por un estatus migratorio, el cambio de posición de ICE significa que la familia puede salir del santuario de manera segura sin temor a la deportación. Carmela y sus hijos saldrán públicamente de la Iglesia Menonita de Germantown el miércoles, 17 de marzo de 2021.

Esta victoria es un testimonio de la valentía y la lucha incansable de Carmela y sus hijos. La familia tocó varias puertas de iglesias en Filadelfia hasta que se conectaron con el Nuevo Movimiento Santuario de Filadelfia. Junto con Free Migration Project, Church of the Advocate y luego con la Iglesia Menonita de Germantown, la fuerza, la esperanza y la visión de libertad de la familia ha movilizado e inspirado a miles de seguidores. Durante tres años, esta amplia comunidad ha realizado protestas, han hecho miles de llamadas, han organizado vigilias semanales y nunca se han rendido.

“Siento como que a mi y a mi familia se nos ha quitado un gran peso que cargamos sobre nuestros hombros.”, dijo Carmela. “Estoy agradecida por la comunidad de apoyo y santuario que hemos podido construir durante más de tres años de lucha. Ahora son todos mi familia. Todavía tenemos que luchar por mi visa U, pero puedo esperar la aprobación de mi caso respirando aire fresco.”

Carmela y sus hijos continuarán su lucha para obtener protección contra la deportación fuera del santuario. Si bien las solicitudes de visa de los hijos mayores de Carmela, Fidel y Keyri, para las víctimas de delitos graves, fueron puestos en procesamiento aceleraron el año pasado, la familia continuará presionando para obtener su aprobación fuera del santuario. Mientras celebramos esta victoria, Carmela está pidiendo apoyo a los funcionarios electos y a la comunidad para reclamar la próxima victoria: obtener un estatus legal estable en los EE. UU.

“Después de casi 40 meses en santuario, Carmela y su familia son libres”, dijo el reverendo John Bergen, pastor de la Iglesia Menonita de Germantown. “Años de orar, empujar y organizar juntos han sacudido los poderes y principados. Carmela ha sido decidida en su compromiso con su libertad y la libertad de sus hijos, y Dios nunca la ha abandonado en su lucha. Oramos para que esta victoria abra la puerta a más victorias, hasta que cada persona pueda vivir sin temor a la deportación”.

David Bennion, director ejecutivo de Free Migration Project y abogado de Carmela dijo: “Carmela y sus hijos lucharon por sus derechos y libertad durante más de tres años, y gracias a su coraje y al amor y apoyo de la comunidad, finalmente son libres de nuevo.”

Carmela y sus hijos huyeron de México en 2015 después de que tres familiares cercanos fueron asesinados por un cartel de narcotráfico. Carmela solicitó asilo, pero su solicitud fue denegada injustamente. La familia fue atacada por ICE y amenazada con deportación. El año pasado, Carmela Apolonio Hernández y tres de sus cuatro hijos contrajeron COVID-19 mientras vivían en la Iglesia Menonita de Germantown. Una amplia comunidad se ha unido para apoyar a la familia de Carmela, incluida la Iglesia Menonita Germantown, Nuevo Movimiento Santuario de Filadelfia, Free Migration Project y National Sanctuary Collective (Colectivo Santuario).

Nuevo Movimiento Santuario de Filadelfia es un movimiento de justicia de inmigrantes multicultural e interreligioso que organiza congregaciones para poner fin a las injusticias contra los inmigrantes, independientemente de su estatus.

Free Migration Projectes una organización sin fines de lucro que representa a clientes inmigrantes en sus procedimientos legales, brinda apoyo legal y capacitación a organizadores y aboga por leyes de inmigración justas y abiertas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here