Por medio de un comunicado los senadores estadounidenses Bob Casey (D-PA) y Pat Toomey (R-PA) anunciaron que el presidente Biden nominó a Jacqueline Romero como Fiscal Federal en el Distrito Este de Pensilvania y a Jerry Karam como Fiscal Federal en el Distrito central de Pensilvania. Desde 2011, los senadores Casey y Toomey han trabajado juntos para recomendar a la Casa Blanca candidatos a fiscales federales con la inteligencia, la experiencia legal, la independencia y la honestidad e integridad incuestionables necesarias para servir a la Commonwealth. El Senador Casey dijo, «los abogados cumplen una función vital para mantener seguras a nuestras comunidades, defender el estado de derecho y proteger la independencia e integridad del Departamento de Justicia. Durante más de dos décadas, la Sra. Romero ha dedicado su carrera al servicio público, incluidos los últimos 16 años como fiscal federal adjunta en Filadelfia. Aporta una amplia experiencia y una perspectiva histórica a este cargo como la primera mujer nominada para dirigir ese cargo. El Sr. Karam ha pasado su carrera luchando por la igualdad de justicia para todos los habitantes de Pensilvania… a Sra. Romero y el Sr. Karam aportarán un importante liderazgo e independencia a estos roles críticos, así como un fuerte compromiso con la seguridad de nuestras comunidades y la igualdad de justicia para todos. Insto al Senado a confirmarlos rápidamente”.

“Estas personas fueron elegidas por su devoción por hacer cumplir la ley, su profesionalismo, su experiencia y credenciales en este campo, su dedicación a la búsqueda de una justicia equitativa para todos y su compromiso con la independencia del Departamento de Justicia”, dijo la Casa Blanca.

Jacqueline C. Romero, quien ha trabajado como litigante civil en la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Pensilvania desde 2006, es la primera mujer nominada para ocupar el puesto

“Jacqueline Romero, que ya se desempeñó como Fiscal Federal Auxiliar en el Distrito Este de Pensilvania, está bien preparada para dirigir la oficina. Su formación académica y legal beneficiará de manera similar a la Mancomunidad mientras trabaja para defender nuestras leyes. Estoy seguro de que tanto Karam como Romero seguirán siendo activos en la defensa del estado de derecho en Pensilvania”, dijo el Senador Toomey.

Jacqueline C. Romero es Fiscal Federal Auxiliar en la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Pensilvania, donde se ha desempeñado desde 2006. Es la Coordinadora de Derechos Civiles del Distrito, y también se desempeña como miembro de la Fuerza Regional de Lucha contra el Fraude de Medicare de Filadelfia/Newark. Desde 2012, ha sido miembro del programa del Tribunal Federal de Reingreso y recibió el premio Clifford Scott Green Bill of Rights de 2018. Trabajó con el Departamento de Justicia de los Estados Unidos como abogada litigante en la rama de Litigios Comerciales de 1998 a 2000. También se desempeñó como consejera principal de la Casa de la Moneda de los Estados Unidos de 2000 a 2006 y como asociada de Litigios en la firma de abogados Lowenstein Sandler. LLP de 1998 a 2000. Fue presidenta de la Asociación de Abogados Hispanos de Pensilvania y profesora adjunta de Procedimiento Civil en el Programa de Defensa de Juicios en la Facultad de Derecho Beasley de la Universidad de Temple de 2017 a 2021. Romero recibió su J.D. de Rutgers Law School en 1996 y su B.A. de la Universidad de Nueva Jersey en 1993.

Si el Senado la confirma, también se convertiría en la primera mujer de color en dirigir la oficina de 140 abogados que supervisan los juicios federales en una región de nueve condados que incluye Filadelfia, sus suburbios y los condados periféricos. Reemplazaría a Jennifer Arbittier Williams, quien ha ocupado el cargo de manera interina desde la partida del designado por el expresidente Donald Trump, Bill McSwain.

Su selección es inusual porque, históricamente, los presidentes a menudo han recurrido a personas externas, con cierta experiencia previa como fiscales federales, al elegir a sus candidatos.  Sin embargo, Romero ha pasado casi toda su carrera legal al servicio del gobierno, incluido su trabajo más reciente en la división civil de la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos.

Romero fue la primera en su familia en graduarse de una universidad de cuatro años. Nieta de un inmigrante español, creció ayudando en el restaurante de sus padres en Tenafly, Nueva Jersey.

Se ha desempeñado como presidenta de la Asociación de Abogados Hispanos de Pensilvania y copresidenta del comité de la Asociación de Abogados LGBTQ de Filadelfia.

Según reporta el The Inquirer, en la Oficina del Fiscal Federal en Filadelfia, Romero ha supervisado casos complejos que incluyen una demanda por reclamos falsos que condujo a un acuerdo de $422.5 millones con el gigante farmacéutico suizo Novartis en 2010 y un caso de 2011 que recuperó 10 monedas de oro famosas de $20, valoradas en $80 millones. que había sido robado de la Casa de la Moneda de Filadelfia en la década de 1930.

También se desempeña como coordinadora civil de la oficina para casos de derechos civiles y como enlace con el tribunal federal de reingreso, un programa destinado a facilitar la transición posterior a la prisión para quienes han sido condenados por delitos federales.

La HBAPA felicita a su expresidenta Jacqueline C. Romero, Esq.

la Asociación de Abogados Hispanos de Pensilvania, HBAPA, por medio de un comunicado dijo, “Estamos extremadamente orgullosos de que se haya confiado a un ex presidente de HBAPA (2018) y uno de nuestros miembros más activos para dirigir una institución legal tan importante en nuestra Commonwealth. Estamos seguros de que su perspicacia legal, integridad y pasión por la justicia serán un mérito para ella en este nuevo cargo… La Sra. Romero es una pionera por derecho propio, como lo demuestra aún más su nominación. Es la primera mujer en ser nominada por la Casa Blanca para el cargo de Fiscal Federal para el Distrito Este de Pensilvania y su confirmación también la convertiría en la primera mujer de color en ocupar ese cargo. Agradecemos a los senadores Bob Casey y Pat Toomey por trabajar juntos para recomendar a la Sra. Romero a la Casa Blanca y por resaltar, en su anuncio bipartidista de su nominación, que posee la inteligencia, la experiencia legal, la independencia y la honestidad e integridad incuestionables necesarias para dirigir el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en el Distrito Este de Pensilvania”. Esperan la pronta confirmación del Senado de los EE. UU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here