(Foto: Ilustrativa/Pexels)

Ante la crisis galopante del uso excesivo de sustancias y crisis de opioides, el gobernador Tom Wolf anunció el pasado 5 de octubre una inversión de más de $12 millones en subvenciones federales otorgadas para mejorar los servicios y apoyos diseñados para mejorar los resultados de las personas en recuperación de un trastorno por consumo de sustancias.

El Departamento de Programas de Drogas y Alcohol de la Administración Wolf (DDAP, siglas en inglés) administrará fondos a los beneficiarios para brindar servicios de apoyo al empleo, ampliar y mejorar los apoyos de recuperación de la comunidad y brindar servicios de apoyo a las mujeres embarazadas y posparto en recuperación del trastorno por consumo de sustancias. Los subsidios son parte de los $55 millones en fondos federales otorgados a Pensilvania.

SERVICIOS DE APOYO A LA RECUPERACIÓN COMUNITARIA

La financiación se dirigirá a cuatro organizaciones a través de acuerdos de subvención de hasta $700.000. Las Organizaciones Unity Recovery (RCO) utilizarán los fondos de la subvención para expandir los servicios existentes y desarrollar nuevos programas a través de una variedad de servicios, incluida la entrega de asesoría de recuperación a través de especialistas certificados en recuperación, apoyos telefónicos, educativos, y laborales, participación en servicios de GED, grupos de apoyo de habilidades para la vida y prestación de servicios de actividades sociales libres de sustancias.

En Filadelfia, las instituciones que recibirán el beneficio de estas subvenciones son la Universidad Thomas Jefferson ($691.468) y los RCO con $700.000.

SERVICIOS DE APOYO DURANTE EL EMBARAZO

La financiación se dirigirá a 12 organizaciones a través de acuerdos de subvención de hasta $599.000. Los seleccionados brindarán servicio de apoyo durante el embarazo o harán derivaciones para abordar las necesidades de las mujeres embarazadas y en posparto. Además, estos proveedores comunitarios facilitarán o harán derivaciones para instalaciones de tratamiento asistido por medicamentos y tratamiento para el trastorno por consumo de sustancias para pacientes ambulatorios.

En la ciudad, la institución que recibirá este apoyo es el Sistema de Salud del Santo Redentor (Holy Redeemer Health System) con $599.142.

A lo largo del segundo mandato de la Administración Wolf, DDAP se centra en reducir el estigma asociado con el trastorno por consumo de sustancias, así como en intensificar los esfuerzos de prevención primaria, fortalecer los sistemas de tratamiento y potenciar la recuperación sostenida. El objetivo de estos esfuerzos, establecido en el Plan estatal 2019-2022 de la DDAP, es influir positivamente en el conocimiento y el comportamiento en torno al tema de la adicción.

Si usted o un familiar necesita ayuda, obténgala. Detrás de las adicciones hay problemas de salud mental que al tratarse pueden ayudar mucho a su prevención y combate.

Para obtener más información sobre el trabajo que está haciendo la Administración Wolf para combatir la crisis de opioides, visite pa.gov/opioids.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here