(Monica Herndon / The Philadelphia Inquirer)

Las escuelas de Filadelfia están completamente en línea, pero se estima que 18,000 familias de bajos ingresos con niños en edad escolar aún no tienen un servicio seguro de Internet de alta velocidad, dijeron los funcionarios de la ciudad a la junta escolar el jueves por la noche.

El problema principal es que es difícil lograr comunicarse con  muchos padres, e incluso cuando reciben información sobre el plan de la ciudad que consiste de $ 17 millones para brindar servicio gratuito de Internet a 35,000 familias, es muy complicado contactarlos,y a veces, antes de poder inscribirlos hay que comunicarse hasta siete veces con ellos. Además, la inscripción aún no es un proceso sencillo: después de llamar al 211 para solicitar información sobre el programa, las familias son trasladadas a las escuelas, que deben confirmar su elegibilidad.

Y aunque algunas familias sin acceso a Internet de banda ancha o un punto de acceso inalámbrico móvil aún pueden acceder al trabajo de clase en línea desde sus teléfonos, WiFi público o prestado, los funcionarios dijeron que se dieron cuenta de la urgencia de un acceso confiable en una ciudad donde más de tres cuartas partes de los estudiantes de la escuela viven en la pobreza.

“No queremos que los estudiantes o los jóvenes utilicen sus teléfonos móviles”, dijo el superintendente escolar William R. Hite Jr. “Preferimos que tengan el acceso y los dispositivos para hacer eso”.

“Este es un llamado a la acción”, dijo Otis Hackney, director de educación de la ciudad, a la junta en una reunión maratónica llevada a cabo a través de Zoom el jueves por la noche.

Algunos estudiantes recibirán acceso a Internet de banda ancha en sus hogares a través del programa Internet Essentials de Comcast, y otros, con situaciones de vivienda menos estables, califican para puntos de acceso móvil. El acceso ahora está garantizado hasta junio de 2022.

Para fin de mes, más de 7,400 familias en toda la ciudad se habrán conectado a través de PHLConnectED, como se conoce al programa, pero el número de familias desconectadas no ha cambiado desde que Hite lo reveló por primera vez antes del año escolar.

Hite dijo el jueves por la noche que 295 familias del distrito se han conectado recientemente a la banda ancha desde el comienzo del año, y las escuelas del distrito han identificado a casi 8,000 familias que necesitan el servicio y califican financieramente, enviando a cada una un código que las acelera para conectarse a través del programa de Internet Essentials de Comcast. (También ha proporcionado 221 puntos de acceso móviles).

Tanto los funcionarios de la ciudad como los del distrito dijeron que el trabajo fue un esfuerzo enorme y que el único proyecto similar de este tipo en todo el país es uno en Chicago, que tuvo un inicio igualmente lento pero ahora ve números más alentadores.

“Es algo bastante asombroso dado el corto tiempo a que tuvimos para que este programa se lanzara”, dijo Hackney.

Las escuelas, las organizaciones comunitarias y los “navegadores digitales” pagados por PHLConnectED ahora trabajarán para que más familias estén en línea lo más rápido posible, dijeron las autoridades. Esos esfuerzos deberían acelerarse cuando el distrito pueda entregar la verificación de elegibilidad familiar a United Way, que opera la línea de información 211 de la ciudad.

Más tarde, el distrito recibió un panorama financiero nefasto del director financiero Uri Monson, quien dijo que el distrito debe absorber hasta $ 59 millones en costos inesperados, la mayoría relacionados con COVID, como $ 18 millones en inscripciones inesperadas en ciber-charters y $ 5 millones por esfuerzos de limpieza. (Verá algunos ahorros, en una congelación de contratación de la oficina central y más dinero de subvención).

El sistema escolar proyectó un déficit de $ 700 millones en mayo; ahora es probable que ese número sea más alto.

Alarmada por las proyecciones, la junta advirtió que “no hay forma de que evitemos tener que tomar decisiones difíciles debido a la situación fiscal en la que nos encontramos ahora”, dijo la miembro Angela McIver.

Dadas las realidades que se vuelven más claras cada día, es posible que sea necesario cerrar las escuelas, dijo el miembro de la junta Lee Huang, reconociendo que tales decisiones son “altamente traumáticas”.

Huang sugirió que la junta hable sobre la consolidación y el cierre de escuelas “para tener la posibilidad de tener un distrito viable que eduque a los estudiantes” en el futuro.

La matrícula del distrito se redujo significativamente debido a la pandemia, dijo Hite. El sistema escolar tiene 5,874 estudiantes menos de lo que había proyectado, con un total de inscripciones ahora por debajo de 120,000, dijo Hite a la junta.

La mayor parte de la disminución proviene de las inscripciones al jardín de infancia. Con la instrucción completamente remota al menos hasta noviembre, y el jardín de infancia no es obligatorio en Pensilvania, miles de padres han optado por no enviar a sus hijos a las escuelas del distrito.

Revirtiendo el curso de su posición anterior, el sistema escolar ha decidido detener la nivelación, el proceso tremendamente impopular de cambiar a los maestros de una escuela a otra un mes después del año escolar, en función de la inscripción real, al menos hasta que los estudiantes regresen a la escuela en persona, posiblemente ya en noviembre.

En total, 117 puestos de enseñanza deberían perderse antes del 5 de octubre, dijo Hite. En cambio, el distrito gastará hasta $ 12 millones para mantener a los educadores donde están, utilizando un grupo de maestros suplementarios para impartir clases de gran tamaño.

Hite no descartó ordenar la nivelación una vez que se reanude la instrucción cara a cara.

Nota de la editora: Este artículo se publicó originalmente en inglés y fue escrito por por Kristen A. Graham para The Inquirer. Fue traducido por Solmaira Valerio y editado por Gabriela A. Rivera para Kensington Voice el 09/22/2020. 

18,000 familias de las escuelas de Filadelfia todavía no tienen Internet seguro; La junta escolar recibe notificación de los problemas financieros que se aproximan. 1

Kensington Voice es una de las más de 20 organizaciones de noticias que producen Broke in Philly, un proyecto colaborativo de reportaje sobre mobilidad económica. Lea más en brokeinphilly.org o sígalo en Twitter en @BrokeInPhilly.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here