(Foto: EFE/Ruth E. Hernández/Archivo)

Nuevas York, EE.UU.– Trabajadores esenciales de edificios residenciales en Nueva York afiliados al sindicato 32BJ apoyaron hoy un voto de huelga si el comité negociador que les representa no logra un acuerdo en el nuevo convenio colectivo con la Junta Asesora de Bienes Raíces (RAB, por sus siglas en inglés), que administra los edificios donde trabajan.

El nuevo contrato cobijaría a 32.000 trabajadores en los cinco condados de la ciudad, con un gran número de latinos, que incluye porteros, superintendentes (encargados de los edificios), conserjes y personal de mantenimiento, entre otros, e incluiría aumento salarial y cobertura médica familiar pagada por el empleador.

“El seguro médico es la piedra angular de la 32BJ y ciertamente la causa de una huelga. Los propietarios de los edificios quieren que saquemos dinero de nuestro salario para pagar el seguro médico, ya sea que lo usemos o no», indicó Kyle Bragg, presidente de la 32BJ.

«No toleraremos compartir la primas de seguros ni ninguna condición que no respete el tiempo y el trabajo que nuestros miembros han dedicado en los últimos dos años. Hemos tenido que luchar por todo lo que tenemos en nuestro contrato sindical: días libres pagados, cobertura de salud, protección laboral, una pensión. Esta no será la excepción», aseguró.

El convenio colectivo vigente caduca el próximo 20 de abril, y de no haber un acuerdo podría decretarse una huelga a partir de esa fecha.

Previo a votar para autorizar el voto de huelga, los trabajadores se manifestaron frente a la sede de la Junta Asesora en Manhattan, a la que recordaron que durante dos años de crisis de salud por la pandemia «demostraron su compromiso y servicio», indicó la 32BJ en un comunicado.

Los trabajadores neoyorquinos contaron con el apoyo de políticos locales así como de trabajadores de otros estados, miembros también de la·32BJ, que cuenta con más de 175.000 miembros en 12 estados y es el sindicato de trabajadores de servicios inmobiliarios más grande del país.

De ponerse en efecto el voto de huelga, afectaría a más de 3.000 edificios y 555.000 apartamentos en toda la ciudad, indicó además el sindicato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here