Fotografía de archivo que muestra al Senado de Puerto Rico durante una sesión extraordinaria en el Capitolio, en San Juan (Puerto Rico). (Foto: EFE/Thais Llorca)

San Juan, Puerto Rico.- El Senado de Puerto Rico aprobó la Ley para Ponerle Fin a la Quiebra de Puerto Rico, que supone, entre varios objetivos, disminuir la deuda pública de 75.000 millones a 14.000 millones de dólares y rechaza recortar las pensiones del 100 % a los funcionarios retirados.

La medida, Proyecto de la Cámara 1003, fue aprobada con 19 votos a favor y 8 en contra, según se detalló en un comunicado de prensa emitido este jueves.

«En el tiempo que llevo aquí, no ha habido proyecto perfecto. Pero, yo prefiero un mecanismo que permita tomar decisiones en pro de Puerto Rico, proteger a los pensionados, pagar menos, y bajar el monto total de la deuda, que llegar sin nada ante la juez Taylor Swain y que ella sea la que decida», dijo el presidente del Senado, José Luis Dalmau.

La medida establece que «no se realizará recorte, disminución o alteración a las pensiones que reciben los retirados del Sistema de Retiro de Empleados Públicos, maestros y la Judicatura».

Por su parte, el senador popular y presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, Juan Zaragoza, admitió que dicho plan «no es perfecto», aunque lo hicieron con un «intento de buena fe y legítimo, atendiendo otros reclamos más allá de los pensionados».

«No lo hacemos para engañar a nadie. Nuestra intención es proteger a los pensionados. Si toca alguno de los diez puntos, esta ley perdería vigor», dijo.

Asimismo, el portavoz del Partido Nuevo Progresista, Thomas Rivera Schatz, expresó que votó a favor de la medida «porque hay que buscar soluciones y maneras de defender las pensiones, y en el proyecto está establecido que no las pueden tocar».

La medida autoriza además la emisión de bonos, la meta de que el 100 % de la población tenga cubierta médica y una asignación fija de 500 millones de dólares de presupuesto para la Universidad de Puerto Rico por un periodo de cinco años, congelando los recortes programados.

También, se incluyó proteger la totalidad de las aportaciones a los planes médicos de los empleados del Gobierno central, evitando los recortes propuestos que beneficiaría a más de 60.000 trabajadores y familias puertorriqueñas.

En el tema de los municipios, se incluyó asignar los fondos necesarios para otorgar estabilidad fiscal y la continuidad de los servicios esenciales que ofrecen.

Específicamente, la Legislatura propone, además, que las partidas no utilizadas para el pago de las obligaciones de deuda municipal luego de la adopción del plan de ajuste, reviertan a los municipios.

Asimismo, se propone la Creación del Fondo de Inversión Estratégico para el Desarrollo Económico, que propone, entre varios puntos, diseñar la legislación que sea necesaria para asegurar que, una vez concluya el proceso de reestructuración de la deuda pública, el Gobierno de Puerto Rico no vuelva a endeudarse sin tener los recursos económicos para cumplir sus obligaciones del pago.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here