El 59 % del territorio de Puerto Rico se mantiene bajo condiciones de sequía, mientras que el 4,9 % todavía sufre sequía extrema. EFE/Archivo

San Juan. – La gobernadora Wanda Vázquez, firmó una declaración del estado de emergencia por sequía en la isla caribeña, asignando como prioridad, la atención a las regiones afectadas por la falta de precipitación.

Puerto Rico ha enfrentado un periodo de baja precipitación, que ha venido a agravar la delicada situación que se vive en la isla por los sismos y la pandemia del COVID-19.

De acuerdo con la gobernadora, la declaración de emergencia se da por recomendaciones de un Comité Científico de Sequía.

«Nuevamente, y ante este nuevo escenario, vamos a hacer todo lo que sea necesario para asegurar la salud y ofrecerles tranquilidad en todas las familias de nuestra isla», dijo Vázquez.

ARRANCAN LAS INTERRUPCIONES DE SERVICIO DE AGUA

La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados puso en marcha planes de interrupción del servicio de agua potable en los municipios de Canóvanas, Loíza, Río Grande y San Lorenzo.

De igual forma, la gobernadora aseguró necesaria la implementación de un plan de interrupción del servicio para los 180.000 abonados que se suplen del embalse Carraízo, en Trujillo Alto, localidad colindante a San Juan.

Estos abonados son residentes en los municipios de San Juan, Carolina, Canóvanas, Carolina, Gurabo y Trujillo Alto.

«Los descensos dramáticos en dicho embalse, acompañados del déficit de lluvia, han provocado una baja sustancial en la reserva de agua que suple a estos municipios», afirmó la gobernadora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here