El crucero Carnival Mardi Gras, llega a puerto tras meses de pandemia, en San Juan, (Puerto Rico).(Foto: EFE/Thais Llorca)

Transcurridos 17 meses sin recibir un crucero, Puerto Rico recibió esta semana en San Juan al barco «Carnival Mardi Gras», el primero desde el inicio de la pandemia de COVID-19- con unos 4.000 pasajeros a bordo, la mayoría vacunados y de los que se espera dejen 360.000 dólares en la economía local.

Al ritmo de pasacalles y música, y con numerosos puestos de venta callejeros, las autoridades dieron la bienvenida a los pasajeros en un momento en que 75,6 % de las 2.848.293 personas mayores de 12 años ya están vacunadas con al menos una dosis en la isla. Un total de 1.886.666 tiene la pauta completa.

Sin embargo, el aumento de casos es una realidad en la isla, donde ese mismo día, el 3 de agosto, había 195 hospitalizados por la enfermedad.

El barco, de la compañía Carnival, llegó al Viejo San Juan alrededor de las 06.30 hora local (10.30 GMT) con alrededor del 95 % de los pasajeros vacunados y toda la tripulación, también, con la pauta completa.

Las personas que no estaban vacunados no pudieron bajar del barco, por lo que no disfrutaron del Viejo San Juan que ofrecía la estampa habitual precovid, excepto por las mascarillas: taxistas y transportistas llamando la atención de los turistas para trasladarlos a diferentes puntos, otros convenciéndolos de ir a sus tiendas y algunos intentando vender la mercancía de su puesto; y los más despistados caminando sin rumbo por las estrechas calles de la parte antigua de la capital.

El director ejecutivo de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, Carlos Mercado, subrayó en el acto de llegada que todos los pasajeros tuvieron que hacerse una prueba de COVID-19 antes de subir a la embarcación.

«Esperamos que este tipo de protocolo nos ayude, principalmente para proteger a nuestros visitantes, pero también a todos los que estamos recibiéndolos”, declaró.

“Tenemos otros sectores que ya iniciaron una recuperación saludable, como lo es la ocupación hotelera y la capacidad aérea, pero el único eslabón que faltaba eran los cruceros. Con la llegada del Carnival Mardi Gras se inicia este proceso bastante estricto en términos de desembarque tras los acuerdos con el Departamento de Salud y la línea de cruceros”, expuso.

“Más allá de que este es su viaje inaugural luego de salir de su puerto base en Puerto Cañaveral (Florida), a todos los pasajeros le hacen una prueba PCR antes de embarcar. Eso nos da un poco más de seguridad en términos de números», dijo.

El «Mardi Gras» llegará en agosto otras tres veces en San Juan, con lo cual se prevé que generen en total alrededor de 1,1 millones de dólares para la economía, detalló.

«¡Recibimos al crucero Mardi Gras en su viaje inaugural! Es el primer crucero que nos visita con tripulación y viajeros luego del inicio de la pandemia. Solo los vacunados pueden bajarse a disfrutar de los encantos de nuestro Puerto Rico. ¡Enhorabuena!”, dijo por su parte el gobernador de la isla, Pedro Pierluisi.

La industria de cruceros era en Puerto Rico una de las escasas actividades del sector turístico que aún estaban sin moverse desde que comenzó la pandemia en la isla, en marzo de 2020.

Se trata de una parte de la industria turística que en 2019 supuso una entrada de unos 214 millones de dólares a la economía de la isla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here