El escolta-alero puertorriqueño Jesús Cruz, de la Universidad de Fairfield (EE.UU.), está determinado en entrar al Sorteo de Novatos de la NBA de 2021, logro que le convirtiese en el primer baloncestista desarrollado en la isla en ser elegido en ese grupo elite en más de 15 años.

De 22 años, Cruz podría ser el primer basquetbolista con sus dotes deportivos pulidos en PR y seleccionado en el Sorteo de Novatos de la NBA desde que Ricky Sánchez fue elegido en el puesto 35 de la segunda ronda del sorteo de 2005 por los Trail Blazers de Portland.

Sánchez, no obstante, nunca participó de un juego de la NBA.

«Eso es un sueño que cada jugador de baloncesto tiene, y para llegar a eso, hay que trabajar duro. La NBA es un grupo bien exclusivo y ese siempre ha sido un sueño», aseguró Cruz en la cancha de baloncesto de la Urbanización Lomas de Carolina, donde se crio e inició su proceso de desarrollo en el deporte.

Y aunque reconoció que su camino a ser uno de los 60 jugadores escogidos en el próximo sorteo de la NBA será fuerte, indicó que, si entonces no es seleccionado, al menos puede apostar a jugar en ligas del extranjero «y sacar fruto y exponerse como jugador».

En los tres años que lleva jugando en la institución, Cruz promedia 9,8 puntos por juego en 26,9 minutos.

Según dijo Cruz, este se supone que regrese a la universidad entre el 24 de agosto y el 1 de septiembre.

«Quiero tener un mejor año de los que tuve los pasados tres y que este último año sea el mejor año del equipo también. Nosotros nos hemos puesto la meta de ganar la conferencia», aseguró Cruz, referente a competir en la Conferencia Atlética de Metro Atlantic de la División I de la NCAA.

Al terminar el décimo grado en Saint Francis School, Cruz se trasladó a la Escuela Superior Católica Immaculata-Lasalle High School, en Miami (EE.UU.), para continuar su desarrollo en el baloncesto.

«Ahí fue donde empecé a trabajar duro porque ahí fue que aprendí la verdadera ética de trabajo. y ahí fue que de verdad me puse la meta de llegar a División I y ser profesional. Ahí crecí mucho», afirmó el fiel seguidor de la súper estrella de la NBA LeBron James.

Sobre la ética, Cruz dijo que en esos dos años aprendió ser una persona más independiente.

«Papá y mamá no estaban para hacerme todo. Aprendí a trabajar más duro, a tener entrenamientos más intensos y más entrenamientos durante el día. Y aprendí a que los estudios son bien importantes. Allá yo estaba más enfocado en los estudios, no tanto como acá», indicó el también miembro de las selecciones sub’17 y sub’19 de Puerto Rico.

Con información de EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here