Fotografía oficial cedida por la Cámara de representantes donde aparece Henry Cuellar, del ala más centrista del partido demócrata y quien fue reelegido el 3 de noviembre al escaño en la Cámara de Representantes para representar al distrito 28 de Texas. EFE/Cámara Representantes EEUU /SOLO USO EDITORIAL /NO VENTAS

Houston, (EFE News). – Una de las grandes sorpresas de la noche electoral fue el apoyo latino que Donald Trump obtuvo en la región fronteriza con México, región donde el congresista demócrata Henry Cuellar cree que el presidente logró hacer calar su mensaje de prosperidad económica y la «ley y el orden» y avisó al Partido Demócrata de que debe cambiar su enfoque con el voto hispano.

Cuellar, del ala más centrista de su partido y quien fue reelegido el 3 de noviembre al escaño en la Cámara de Representantes para representar al distrito 28 de Texas, dijo en entrevista con Efe que Trump logró hablar a los votantes en la región con un «mensaje muy sencillo: empleos».

Y es que, una gran parte de la población en las áreas rurales del sur de Texas dependen de la industria del gas y el petróleo y de los trabajos que provienen de las agencias cumplidoras de la ley como la Patrulla Fronteriza, Texas Rangers, o la Policía, y que son además de los empleos mejores pagos en estas comunidades.

«A pesar de que Biden nunca dijo estar a favor de desmantelar la policía o de prohibir el ‘fracking’, si se refirió a una transición por lo que los votantes de mi distrito asumieron que les quitarían sus empleos», dijo Cuellar, quien lleva en el cargo desde el 2005 y que superó a la republicana Sandra Whitten (57 % contra 40 %).

«Los republicanos intentaron convertir el eslogan político de desmantelar a la policía y el caos en las calles en un arma política en contra de los demócratas y funcionó», sostuvo Cuellar, hijo de una pareja de inmigrantes trabajadores agrícolas y nacido en Laredo (Texas).

MENSAJES DIFERENTES PARA VOTANTES DIFERENTES

Según Cuellar, el pasado 3 de noviembre al Partido Republicano le salió bien su estrategia de «microfocalización» con los hispanos en diferentes partes del país. Si en estados como Florida y California utilizaron la estrategia del miedo al «socialismo», en el sur de Texas apostaron por la «pérdida» de empleos en la industria petrolera y «desmantelar a la policía».

Cuellar explicó que aparte de la herencia mexicana, la mayoría del sector del Valle del Rio Grande es «demográficamente similar» a algunos de los bastiones de Trump en las «comunidades rurales blancas».

Para el demócrata las comunidades en el borde son étnicamente homogéneas, religiosas, patrióticas, conservadoras y que están siendo afectadas económicamente en especial por los cierres debido a la pandemia.

El congresista afirma que Trump entendió que el voto hispano no es «monolítico» y tuvo éxito la desinformación y mentiras de su campaña, con la que fue capaz de «tocar una fibra sensible» que «resonara entre los hispanos», aun a pesar de políticas como la construcción del muro fronterizo con la cual muchos en esas comunidades están en contra.

Mientras que el presidente electo, Joe Biden, tuvo mayor apoyo en las áreas urbanas, Trump, quien ganó en la región con un 52,1 % de los votos, recibió por más apoyo del esperado en las zonas rurales del sur de Texas.

Por ejemplo, en el fronterizo condado de Zapata, donde el 94 % de la población es latina, Trump aventajó por 5 puntos Biden.

«EFECTO TRUMP»

Para el congresista, el hecho de que los votantes hispanos demócratas en su área hayan apoyado a su partido pero que hubieran votado por el mandatario saliente no significa que hubo una «realineación» sino, por el contrario, un «efecto Trump».

«He oído a hispanos veteranos mayores que no están de acuerdo con lo que Trump dice y cómo lo dice, pero aseguran que él es fuerte y protegerá a nuestro país. Esa es la imagen que el reflejó», dijo. «En nuestra comunidad nos gusta ver un liderazgo fuerte y Trump proyectó esa imagen».

Por este motivo, el congresista cree que la gente debe entender que el hispano del sur de Texas es diferente al hispano de Florida, con gran presencia de cubanos y puertorriqueños, o la herencia mexicana en Colorado y California que, a su parecer, «difiere un poco a la de algunos acá en el sur de Texas».

Explicó que muchos de los residentes de su área, un distrito que comprende desde el sur de San Antonio hasta el condado de Webb, donde se encuentra la ciudad de Laredo, en la frontera con México, «no se ven como latinos o hispanos, sino como americanos (estadounidenses)».

ADVERTENCIAS

«En el partido demócrata hacemos demasiada política de identidad y es algo que debemos reconsiderar», dijo Cuellar y manifiesta que los republicanos por el contrario no los clasifica como hispanos o los afroamericanos, sino que los ve como «americanos o la clase trabajadora».

Y dejó otra advertencia para su partido, el «compromiso» con los votantes latinos es «crucial» y debería ser algo «continuo» a lo largo del año y no solo «90 días antes de las elecciones» para ganarse su favor en las urnas.

En caso contrario, pueden repetirse en el futuro sustos como el que los demócratas se llevaron en la zona sur de Texas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here