De acuerdo con la organización nacional Latino Decisions, los hispanos de Georgia apoyaron por un amplio margen al ahora presidente electo, Joe Biden, sobre el actual mandatario, Donald Trump, (69 % frente a un 28 %). EFE/EPA/Erik S. Lesser

Atlanta (GA), (EFE News). – Organizaciones latinas trabajan intensamente en Georgia para movilizar a un número récord de votantes latinos con miras a las elecciones de segunda ronda que se celebrarán en el estado el 5 de enero y que definirán el control del Senado federal y el juego de poderes durante la presidencia de Joe Biden.

Unos 250.000 hispanos ya se han inscrito para votar, sin embargo, se estima que hay otros 77.000 que todavía pueden hacerlo antes que se venza el plazo del 7 de diciembre, y ese es parte del objetivo de la nueva campaña de las agrupaciones, conscientes de que el voto latino puede hacer la diferencia en unos comicios que se vislumbran muy reñidos.

El otro reto de las organizaciones es motivarlos para que salgan a votar como lo hicieron en las elecciones generales del 3 de noviembre, en las que los votantes de minoría -entre ellos afroamericanos, hispanos y asiáticos- le cambiaron a Georgia su tradicional color rojo, el de «bastión republicano», al azul de los «territorios demócratas».

Los sondeos revelan que los candidatos a senadores en las elecciones de segunda ronda para definir los dos escaños de Georgia para la Cámara alta están virtualmente empatados, por lo que el margen de victoria sería nuevamente estrecho, como en las presidenciales, en las que menos de 13.000 votos separan a Joe Biden del presidente Donald Trump.

«Sabemos que el trabajo no está terminado, el balance del Senado está en nuestras manos como votantes, y nos vamos a enfocar en una campaña intensa para que la comunidad entienda las políticas que estarán en las manos de los senadores que serán elegidos el 5 de enero», dijo a Efe Gigi Pedraza, directora ejecutiva de Latino Community Fund (LCF Georgia), una de las organización que participan en la movilización de electores.

PRIMERA VUELTA MUY REÑIDA

En las cruciales contiendas de enero se enfrentan el senador David Perdue, un aliado incondicional del presidente Donald Trump, contra el periodista Jon Ossoff, y la empresaria conservadora Kelly Loeffler -designada por el gobernador de Georgia, Brian Kemp, para ocupar el escaño que dejó vacante el senador Johnny Isakson- ante al reverendo afroamericano Raphael Warnock.

El 3 de noviembre Perdue aventajó a Ossoff por 1,7 puntos porcentuales o algo más de 86.000 votos, mientras que Warnock lideró el recuento con el 32,9 % de los votos, por el 25,9 % de Loeffler en una contienda en la que había una veintena más de candidatos, incluidos de los partidos demócrata y republicano, por lo que se podría tratar de una elección muy reñida.

«Vamos a enviar cartas y enviar textos a las personas para recordarles las fechas (importantes para esos comicios), ayudarlos a encontrar dónde votar y motivarlos a entender por qué su voto vale, especialmente en estas elecciones en las que se ha demostrado que cada voto cuenta», agregó Pedraza.

En estos esfuerzos participan numerosas organizaciones, locales y nacionales, entre ellas la Asociación de Funcionarios Latinos Electos de Georgia (GALEO), Mi Familia Vota, Hispanic Federation, Mijente y Poder Latinx.

Susana Durán, directora estatal de Poder Latinx, dijo a Efe que para las elecciones generales hicieron unas 219.000 llamadas a posibles votantes latinos y que, ahora, para estos comicios de segunda ronda tienen previsto hacer otras 300.000, además de ir a tocar puertas de personas de la comunidad para darles información sobre la votación y animarlos a votar.

Para esta campaña, la organización nacional cuenta con un equipo de 40 personas, todos residentes de Georgia y bilingües, indicó Durán.

«Tenemos un mensaje no partidista y vamos a darles a las personas toda la información que necesitan saber para votar y las opciones para hacerlo, por boleta ausente, votación temprana o votar el día de la elección. También la identificación que necesitan, identificarles el centro de votación y confirmar con el registro estatal si están registradas», agregó.

EL PAPEL CLAVE DE LOS HISPANOS

Durán sostuvo que los hispanos definirán la elección y, por ende, el control del Senado de EE.UU., si se logra la meta de que salgan a votar.

Jerry González, director ejecutivo de GALEO, una de las organizaciones que ha trabajado de cerca con Fair Fight Action, el grupo que fundó hace dos años Stacey Abrams, la excandidata demócrata a la gobernación de Georgia, coincide con Durán al señalar que el voto hispano será determinante en esta votación.

«El control del Senado cae en las manos del estado de Georgia y por eso es importante el voto latino», declaró a Efe González, cuya campaña incluye el envío por correo de material informativo sobre las elecciones «a todos los hogares hispanos», además de hacer llamadas telefónicas y mandar mensajes de textos.

Tras las elecciones del 3 de noviembre los republicanos contarán con 50 senadores en la Cámara alta, por 48 de los demócratas, por lo que los dos puestos restantes de Georgia pueden suponer un empate que resolvería la vicepresidenta electa, Kamala Harris, en favor de los progresistas.

«Esta semana también vamos a lanzar una iniciativa para que personas que no viven en el estado de Georgia adopten a diez latinos en Georgia y les manden tarjetas en las fiestas de diciembre para animarlos a que salgan a votar», agregó.

De acuerdo con la organización nacional Latino Decisions, los hispanos de Georgia apoyaron por un amplio margen al ahora presidente electo, Joe Biden, sobre el actual mandatario, Donald Trump, (69 % frente a un 28 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here