El presidente de EE. UU., Joe Biden. (Foto: EFE)

En EE.UU., no hay ahora mismo una batalla política más crucial que la de los derechos del voto, supuestamente amenazados por la batería de leyes restrictivas puesta en marcha por diversos Estados.

El presidente Biden calificó el derecho al voto como «una prueba de nuestro tiempo» e instó a los estadounidenses a protegerlo en medio de los cambios a las leyes electorales liderados por el Partido Republicano y las amenazas a los derechos de voto, presentando la batalla como una prueba de la democracia estadounidense observada a nivel mundial en un discurso en el Centro de Constitución Nacional.

El presidente Joe Biden hizo un llamado claro a los estadounidenses, desde Filadelfia, a que no permitan la supresión del voto en ningún estado.

Desde Filadelfia Biden promete defender el derecho al voto 1
El Presidente de Estados Unidos, Jose Biden. (Foto: EFE/Archivo)

El llamado a la acción tuvo lugar en el National Constitution Center en el vecindario de Old City pasadas las 2:40 p.m. del martes 13 de julio 2021.

“Nos enfrentamos al momento más significativo de nuestra democracia desde la Guerra Civil, porque están atentando con el derecho al voto de todos los estadounidenses y de quién debe contar esos votos para saber si se contabilizan o no”, destacó el presidente Biden.

Es tan básico como entender quiénes somos como estadounidenses y el tipo de país que queremos para nuestros hijos. Francamente todo el mundo está mirando”, agregó. “No estoy siendo sentimental, ni intento presionar. Se los estoy diciendo de corazón. Escúchenme, están cometiendo una agresión contra Estados Unidos para suprimir el derecho al voto, una agresión contra la democracia y la libertad de quienes somos”, indicó.

Biden dijo que hay dos medidas en la legislatura para defender el derecho al voto e instó a todos los estadounidenses, demócratas y republicanos, a «sacar la cara» por la democracia.

Explicó que las elecciones del 2022 serán un reto debido a todas las trabas que «algunos» intentan poner contra el voto. «Lo que quieren hacer es que el proceso sea más difícil e inalcanzable para que la gente no vaya a votar, y en las pasadas elecciones lo que pasó en este país fue significativo. Personas que nunca habían emitido el sufragio o que solo lo habían hecho una vez, lo hicieron», indicó.

El funcionario arribó al Aeropuerto Internacional de Filadelfia pasadas las 2:00 p.m. proveniente de Joint Base Andrews, en Maryland.

La visita presidencial llegó en momentos en que la legislatura de Pensilvania aprobó cambiar las regulaciones para ejercer el sufragio.

Tan recientemente como la semana pasada, el gobernador Tom Wolf vetó la medida.

Desde Filadelfia Biden promete defender el derecho al voto 2
Desde Filadelfia Biden promete defender el derecho al voto 3

What a huge honor to personally greet and chat one-on-one with the President of the United States Joe Biden today after he delivered an empowering and forward-moving speech on the issue #VotingRights at the National Constitution Center in Philadephia, PA.

Our constitutional right to vote is under attack. But the suppressors will not prevail. In the words of our #civilrights icons, #weshallovercome and #sisepuede. — Me siento motivado con Danilo Burgos en National Constitution Center. CID WILSON CEO HACR – Hispanic Association on Corporate Responsibility

Mientas tanto gobernadores y legisladores republicanos promueven reformas para evitar el supuesto fraude electoral. Según ellos las nuevas leyes trabajan en favor de la limpieza del proceso, puesto en riesgo por la posibilidad de unos fraudes en las votaciones que nunca fueron comprobadas por las diversas instancias judiciales en noviembre. Pero la sombra de la injerencia rusa, repetidamente denunciada por los servicios secretos, les proporciona, paradójicamente, de buenos argumentos. Los demócratas, en cambio, asumen que las medidas legislativas están destinadas a restringir el voto de las minorías y los pobres, tradicionalmente menos capaces de cumplir con las exigencias de unas leyes del voto más coercitivas. Consideraciones pertinentes en un país donde más de la mitad de la población carece de pasaporte y donde no existe el documento nacional de identidad.

El último capítulo de esta guerra se está librando ahora mismo en Texas, donde los congresistas demócratas habrían recurrido al filibusterismo para paralizar el proyecto de ley del gobernador. Una ley que, entre otras cosas, pone trabas al voto por correo. Previsiblemente, todo puede desembocar en una disputa relacionada con los derechos constitucionales y las provisiones para evitar que los ciudadanos sean discriminados en su derecho al voto. Tarde o temprano quizá tengan que pronunciarse los jueces del Tribunal Supremo.

Los congresistas demócratas por Texas han viajado hasta Washington para empujar una respuesta a nivel nacional. Loyd Dogget ha escrito que «Estos valientes legisladores de Texas a los que he dado al Capitolio de EE. UU. no se dejarán intimidar por el acoso y las amenazas. El impacto inmediato de su trabajo ayudará a proteger a los texanos».

Sus rivales los acusan de haber abandonado su puesto en Texas para hacer propaganda. El senador Ted Cruz fue uno de los primeros en criticarlos. También lo hizo el gobernador Abbot, uno de los más que posibles candidatos republicanos a la Casa Blanca en 2024. «Los demócratas deben volver al trabajo para el que fueron elegidos». «No se les deben negar a sus electores recursos importantes solo porque sus representantes electos se negaron a presentarse a trabajar».

«La mayor ironía», había respondido Psaki, es que estas leyes fueron diseñadas para responder a una amenaza que nunca existió. «Ninguna elección en nuestra historia», dijo, «ha cumplido con un estándar tan alto, con más de 80 jueces, incluidos los designados por su predecesor, descartando todas las denuncias». «Las elecciones de 2020 fueron las más escrutadas en la historia de Estados Unidos», recalcó Biden desde Filadelfia, «Hubo desafío tras desafío, presentados a funcionarios locales, estatales y electorales, legislaturas estatales, tribunales estatales y federales, incluso ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos, no una, sino dos veces». Todos concluyeron lo mismo. Las elecciones fueron limpias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here