Fotografía de archivo de una interprete de la lengua de señas. Imagen de archivo. (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)

San Juan, Puerto Rico.– El Departamento de la Familia en Puerto Rico informó este martes que proveerá a partir del 1 de julio próximo con servicio de intérpretes en todas sus oficinas para beneficio de la comunidad sorda en la isla, que se estima en 250.000 personas.

La asistencia de estos intérpretes, que se hará de manera virtual, estará disponible las 24 horas, los siete días de la semana, en todas las oficinas y durante situaciones de emergencia, informó en un comunicado de prensa la titular de Familia, Carmen González.

«La comunidad sorda en Puerto Rico, históricamente, ha enfrentado grandes escollos a la hora de recibir servicios gubernamentales, principalmente por problemas de comunicación», reconoció la jefa de la Familia en el texto.

«Para ello, hemos puesto en vigor un protocolo de atención a personas sordas o con condiciones auditivas que garantiza accesibilidad. De esta forma, se hará justicia, y ninguna persona que lo solicite quedará excluida de recibir los servicios o ayudas que se ofrecen en el Departamento de la Familia», aseguró.

El servicio de intérpretes estará disponible en todas las oficinas de la agencia y se ofrecerá principalmente de manera virtual, aunque, dependiendo el caso, los intérpretes podrán personarse al lugar.

Una vez una persona con impedimento auditivo llegue a una oficina de la dependencia y se identifique como tal, o señale el letrero universal de interpretación, los funcionarios activarán el protocolo establecido para que un intérprete ofrezca el servicio.

Los intérpretes, por su parte, se conectarán por una plataforma mediante videoconferencia.

González explicó que los funcionarios de la agencia «han sido adiestrados para utilizar el sistema y, de ocurrir fallas, pueden acceder desde cualquier dispositivo con internet o solicitar al intérprete de forma presencial».

«El sistema también está instalado en los celulares de los trabajadores sociales que atienden emergencias sociales y casos de maltrato, de manera que puedan atender adecuadamente a una persona sorda no importa la hora, el día y el lugar donde estén atendiendo un caso», indicó.

Dicho servicio se logra mediante una inversión de 946.000 dólares anuales provenientes de fondos combinados, dijo González.

El servicio es libre de costo para los ciudadanos que lo requieran y será provisto por la empresa Visual Language Communications, que cuenta con 50 intérpretes en turnos rotativos para cubrir las 24 horas los siete días de la semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here