De izquierda a derecha los presidentes Joe Biden, de EE. UU., Andrés Manuel López Obrador, de México, y Justin Trudeau, de Canadá. (Foto: VOA)

Los líderes de América del Norte se verán las caras el jueves durante la novena edición de la cumbre regional que se celebrará en Washington. En la agenda están la integración económica, migración y seguridad alimentaria en el contexto de la pandemia de COVID-19, entre otros temas.

La IX Cumbre de Líderes de Norteamérica (NALS, por sus siglas en inglés), que tiene como anfitrión al presidente Joe Biden, no se realizaba desde 2016.

«La reunión de mañana es increíblemente importante. Esta es la primera vez que los jefes de Estado de los tres países se reúnen en cinco años. Y señala un énfasis renovado en la importancia de la colaboración y la cooperación en América del Norte», dijo a la VOA Jason Marczak, director del Centro para América Latina Adrienne Arsht, del Atlantic Council.

«Lo que hemos visto, especialmente en medio de COVID, es la importancia de trabajar junto con nuestros vecinos», afirmó.

El experto recordó cómo en medio de la pandemia fallaron aspectos clave -relativos, por ejemplo, a la cadena de suministros. «Vimos una falta de coordinación con México específicamente en lo que se consideraba industrias esenciales y que tenía interrupciones en las cadenas de suministro y productos y todo eso».

Marczak dijo que lo logrado hasta ahora en materia de hacer frente a pandemias a nivel regional, no ha sido suficiente.

«La reunión de mañana será una oportunidad importante para que los líderes establezcan realmente la agenda en sus administraciones y, hasta ahora, cómo acelerar la cooperación en el crecimiento económico y la preparación para desastres y pandemias. Y, por supuesto, sobre la migración. Que es un tema clave para Estados Unidos y México», señaló.

Los exembajadores de Estados Unidos en Canadá y México David Jacobson (basado en Canadá entre 2009-2013) y Earl Anthony Wayne (basado en México entre 2011 y 2015) explicaron en un artículo de opinión el significado y alcalce de la cumbre.

«Las prioridades de colaboración incluyen la competitividad de Norteamérica, su capacidad de aprender de la pandemia y reconstruir mejor su estrategia ante los cada vez más profundos desafíos del cambio climático, la cooperación para fortalecer la seguridad nacional, colaborar en el tema migratorio», indicaron los diplomáticos.

Ambos recordaron que en el pasado fueron testigos de cuánto puede una cumbre conseguir. «Es tiempo de volver a dar esos pasos hacia adelante».

Sobre aspectos de seguridad, Marczak expuso que existe «una oportunidad para un acuerdo. Hemos visto un diálogo de seguridad de alto nivel entre Estados Unidos y México muy exitoso».

Dijo que hay acuerdo acerca de «la importancia de invertir en Centroamérica y la importancia de invertir en las causas fundamentales de migración desde Centroamérica».

¿Cuáles son los antecedentes?

La primera de estas cumbres se celebró en el 2005, pero la más reciente tuvo lugar en el 2016. En las reuniones anteriores los líderes de los tres países acordaron una serie de propuestas a futuro que buscaban promover la competitividad de América del Norte, fomentar la cooperación en materia de innovación y tecnología y colaboración en sectores clave.

En el pasado se enfocaron también en intentar alianzas en materia de energía limpia y cambio climático, trabajar para modernizar y mejorar los procesos de comercio y viajes transfronterizos, y ayudar a atender los retos de migración y desarrollo en Centroamérica.

«Fue una agenda de trabajo trilateral impresionante», indicaron el exembajador Jacobson, hoy vicepresidente del Grupo Financiero BMO, y Wayne, quien es copresidente del Comité Asesor del Wison Center y Diplomático Distinguido en la escuela de servicio internacional American University.

Cuba, Venezuela y Nicaragua

Un funcionario de alto rango de la administración Biden dijo el lunes a reporteros que Cuba estaría en la agenda, y que se esperaba que el presidente estadounidense tocara la situación actual de la isla en busca de apoyo para los opositores que piden cambios en la nación caribeña de gobierno socialista.

«El presidente planteará eso a ambos líderes. Lo que estamos tratando de hacer aquí es señalar muy claramente lo que hizo el régimen [de Cuba] el 11 de julio y lo que ha estado haciendo para silenciar las voces que claman por una mayor libertad», dijo el funcionario bajo condición de anonimato.

«Estamos hablando con nuestras contrapartes para asegurarnos de que tengamos declaraciones firmes (…) También trabajando para asegurarnos de que estamos poniendo la difícil situación del pueblo cubano al frente y al centro en todos nuestros compromisos internacionales», agregó.

Consultado sobre este y otros temas en los que podrían haber desacuerdos, el experto del Atlantic Council respondió: «Es increíblemente importante hablar tanto de temas más fáciles como de temas más espinosos».

México ha reiterado su política de no injerencia en lo que cataloga como asuntos internos de otros países. Estados Unidos por su lado ha criticado los hechos recientes en los tres países, cuyos gobiernos de izquierda avanzan en agendas que contrastan con la idea de democracia que rige a occidente.

¿Qué esperar de esta IX Cumbre?

La reunión de los tres mandatarios de norteamérica llega en momentos en que los tres países mantienen una red de comercio y producción que se distingue por su magnitud en el mundo, con unos 2 millones de dólares por minuto en comercio transfronterizo.

El comercio mantiene empleados a más de 12 millones de trabajadores y campesinos en Estados Unidos.

«Qué tan bien trabajen estos tres países juntos tiene un impacto significativo en el bienestar y la seguridad de cada uno de ellos. Una América del Norte más alineada será también más capaz de competir bien en el mercado global», indicaron Jacobson y Wayne.

Expertos prevén que esta cumbre se enfoque en temas cruciales, como la interrupción de la cadena de suministros durante la pandemia. Existe expectativa en cuánto harán los tres líderes y sus delegaciones en función de cómo mejorar en el futuro la colaboración sanitaria y la gestión de las fronteras.

Cómo manejar el cambio climático y el apoyo a industrias más compatibles ecológicamente serán también puntos de la cumbre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here