Oficiales de policía arrestan a la reportera de Des Moines Register, Andrea Sahouri, después que una protesta de Black Lives Matter que estaba cubriendo el 31 de mayo de 2020, en Des Moines, Iowa, fuera dispersada por gas lacrimógeno. (Foto: VOA)

Un tribunal del estado de Iowa escuchará los argumentos el martes en el segundo día del juicio de una periodista arrestado mientras cubría una protesta de Black Lives Matter en la ciudad de Des Moines en mayo del año pasado.

Andrea Sahouri, reportera de The Des Moines Register, fue rociada con gas pimienta y detenida brevemente después de que la policía y los manifestantes se enfrentaran durante la protesta por la muerte de George Floyd mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis, Minnesota. En ese momento, Sahouri estaba con su entonces novio, Spenser Robnett, quien enfrenta los mismos cargos de no dispersarse e interferir en actos oficiales.

Un abogado defensor dijo al jurado el lunes que Sahouri fue arrestada injustamente mientras hacía su trabajo como periodista.

Durante la protesta del 31 de mayo, algunos manifestantes arrojaron botellas de agua y piedras a la policía. Algunos también rompieron los escaparates de las tiendas y destrozaron una tienda minorista.

El oficial Luke Wilson dijo el lunes que Sahouri no abandonó el área cuando utilizó repetidamente gas lacrimógeno para dispersar a la multitud, y que no sabía que ella era una reportera.

Si es declarado culpable, Sahouri podría enfrentar una multa de 600 dólares y hasta 30 días de cárcel por cada cargo, aunqueAssociated Pressinformó que ese tiempo en la cárcel sería inusual.

El caso ha atraído la atención de defensores de los derechos humanos y la libertad de prensa, escuelas de periodismo y empresas de medios que han pedido a las autoridades que retiren los cargos porque, argumentan, Sahouri solo estaba desempeñando el trabajo de un reportero.

«Que este juicio esté sucediendo es una violación de los derechos de prensa libre y un error judicial», escribió la junta editorial de Des Moines Register en un editorial.

Amnistía Internacional envió un mensaje a los fiscales: «Informar no es delito. Desestimen todos los cargos contra la periodista Andrea Sahouri».

Los funcionarios han sostenido que los periodistas no tienen derecho a ignorar las órdenes de dispersión de la policía, y agregaron que se había dado una orden similar 90 minutos antes.

El U.S. Press Freedom Tracker, que rastrea las «violaciones a la libertad de prensa», dijo que no tenía registro de un juicio a un periodista en ejercicio en Estados Unidos desde 2018.

El grupo dijo que más de 125 reporteros fueron detenidos durante los disturbios civiles en todo el país en 2020. De ellos, 13, incluido Sahouri, aún podrían enfrentar un juicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here