Ciudadanos se abastecen de víveres, agua y comida en un supermercado de San Juan (Puerto Rico). EFE/ Thais Llorca/Archivo

San Juan. – El gasto mensual en alimentos en Puerto Rico durante la pandemia de COVID-19 aumentó 18 %, mientras que la visitas a supermercados y tiendas crecieron 7,9 % en ese periodo, se destacó durante la presentación del estudio Radiografía del Consumidor 2020 de la Cámara de Mercadeo Industria y Distribución de Alimentos (MIDA).

El presidente del comité del estudio, Freddie Hernández, fue el encargado dar a conocer este jueves la primera parte -de un total de tres- de la presentación, «Perfil del comprador y detalles del estudio», en el que se divulgó además que durante los meses de pandemia aumentó en 200.000 la cifra de personas beneficiarias del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) para personas con bajos ingresos.

El estudio se realiza tomando como base 1.360 encuestas realizadas entre junio y agosto de 2020, de las cuales 75 % se hicieron por internet y el resto telefónicamente. Un 23 % de las encuestas se realizaron a residentes del área metropolitana de San Juan, la más grande de Puerto Rico.

Hernández destacó que una de las revelaciones más destacadas del estudio es que 51 % de las personas que acudieron a esos establecimientos durante la pandemia lo hicieron para comprar para sus padres y suegros.

De los entrevistados, 56 % dijeron ser empleados de compañías privadas o el Gobierno y 16 % estar desempleados.

Hernández señaló que el gasto promedio mensual alcanzó los 500 dólares al mes durante los meses de pandemia, un alza de 18 % en comparación con el promedio de 422 dólares de 2019. Esos 500 dólares de gasto promedio mensual lo sitúan en el más alto de los últimos 6 años, periodo en que se situó por debajo de los 460 dólares.

Además, la compra de alimentos por internet en Puerto Rico aumentó 60 % en relación al año pasado debido a la COVID-19.

Hernández indicó que uno de los puntos más destacados durante los meses de la pandemia y que, sin duda, modificó los hábitos de consumo de los puertorriqueños fue que el número de beneficiarios del PAN aumentó en 200.000 personas. «El hecho de que aumentara el número de beneficiarios hizo que fueran necesarios más de 100 millones de dólares adicionales para cubrir las necesidades de esas personas», indicó.

«La situación provocada por la pandemia elevó los beneficiarios del PAN del 46 % al 53 % de la población de la isla, hasta los 830.000 hogares», detalló.

Dijo que las ventas de los supermercados cayeron en agosto, una tendencia que se explica por el hecho de que en ese mes terminaron las ayudas temporales del PAN para muchas personas.

El estudio reveló un incremento en la frecuencia de visitas a los supermercados, farmacias y tiendas de conveniencia de las gasolineras. El alza mayor la experimentaron las farmacias, donde las visitas promedio al mes pasaron de una en 2019 a 6,8 en 2020.

El estudio se continuará presentando en otras dos sesiones digitales los próximas días 22 y 29 de octubre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here