Una mujer sostiene una bandera estadounidense antes de convertirse en ciudadana durante una ceremonia especial de naturalización en honor al Día de la Ciudadanía y al Día de la Constitución, en la Isla Ellis en Nueva York el 16 de septiembre de 2016.

MIAMI, EE.UU. – Para muchos inmigrantes, contar con la tarjeta verde, es decir, con una residencia permanente en Estados Unidos, representa la puerta abierta para alcanzar la ciudadanía en el país. Sin embargo, las autoridades federales cuentan con normativas que contemplan si una persona fue correctamente admitida como residente. Si se detecta una irregularidad, la petición de ciudadanía muy probablemente será denegada.

Algunas de esas causas de acuerdo con Ángel Leal, abogado en inmigración son, “por ejemplo», el fraude matrimonial, el fraude en solicitudes de visas de empleo o falsas representaciones de hechos materiales.

Pero hay incluso detalles técnicos que pueden afectar el proceso de ciudadanía. Un caso descrito por el abogado es el de una petición de un hijo soltero que se case en su país de origen. “Pide la naturalización, llega a la entrevista, el oficial se da cuenta que la persona fue indebidamente admitida como residente como hijo mayor de edad de residente porque se casó antes de ser admitida”, explica Leal.

Otras causas para la negación de una ciudadanía estadounidense, según el jurista es la interrupción del tiempo requerido de residencia continua en el país, un tecnicismo a veces descuidado por muchos.

“Permanencia física por 5 años lo cual quiere decir que hayas estado acá más de la mitad del tiempo y no se debe confundir con la residencia continua, la residencia continua quiere decir que usted ha vivido aquí 5 años”.

El experto además afirma que, si hay dudas en estas y otras causas, es preferible no solicitar la ciudadanía pues también es probable la deportación.

Mantenerse informado

Es importante que las personas que decidan solicitar la ciudadanía conozcan toda la información relacionada con el tema, así como sus derechos y responsabilidades.

Según los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), una persona con residencia permanente podría perderla por los siguientes motivos:

La persona adquirió la naturalización ilegalmente

El descubrimiento por parte de las autoridades de que una persona no cumplió con alguno de los requisitos de naturalización en el momento en que se convirtió en ciudadano estadounidense hace que su estatus haya sido obtenido ilegalmente.

En este caso se procederá a revocar la ciudadanía aún cuando la persona fue víctima de un engaño. También si ocultó u omitió hechos o tergiversó su historia de manera deliberada.

Las mentiras pueden haberse dicho en la entrevista de ciudadanía o en los documentos entregados.

Membresía o afiliación con ciertas organizaciones

USCIS es claro en que se puede revocar la ciudadanía a afiliados a partidos totalitarios u organizaciones terroristas dentro de los cinco años de su naturalización. 

Fuerzas Armadas

Si la persona obtuvo su ciudadanía por servir a las Fuerzas Armadas y posteriormente las abandona en “condiciones poco honorables” pueden quitársela. El requisito de servicio es de al menos cinco años.

Por alta traición

De acuerdo con las leyes estadounidenses, una persona puede perder la ciudadanía si ocupa un puesto político en un país extranjero y afirma explícitamente que su lealtad está con dicho país. También corre el riesgo de perderla si ingresa al Servicio Militar de una nación en conflicto con EE.UU.

Renuncia a la ciudadanía

Renunciar a la ciudadanía de EE.UU. implica renunciar a sus derechos y si la persona no se convierte en ciudadano de otro país puede ser catalogado como apátrida, remarca el Departamento de Estado.

* Con la colaboración de José Pernalete, desde Miami.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here