Un fotograma de la transmisión en vivo del Comité de la Convención Nacional Demócrata que muestra a Joe Biiden y la Dra. Jill Biden hablando durante la segunda noche de la Convención Nacional Demócrata de 2020 en Milwaukee, Wisconsin, EE. UU., 18 de agosto de 2020. EFE / EPA / DNCC

WASHINGTON D.C. – El exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden fue elegido este martes como candidato del Partido Demócrata de cara a las elecciones del próximo mes de noviembre.

«Muchas, muchas gracias, desde el fondo de mi corazón. Gracias a todos. Significa un mundo para mí y mi familia. Os veré el jueves. Gracias, gracias, gracias», dijo Biden instantes después de conocerse los votos de los delegados de cada estado.

Está previsto que Biden dé su discurso de aceptación el jueves, en la que será la cuarta y última jornada de la Convención Demócrata, la primera que se celebra completamente de manera virtual, debido a la pandemia.

La votación, que históricamente es un proceso largo y tedioso en el que los delegados van negociando cómo repartir cada voto según avanza la noche, en esta ocasión fue apenas una formalidad en la que los representantes anunciaron de manera telemática, cada uno desde su estado, cómo se habían repartido los apoyos en su región.

El Partido Demócrata quiso tener una deferencia con Delaware, donde reside Joe Biden y un estado que puede resultar clave en los comicios, y se saltó el habitual orden de votación alfabético para que fuera esta delegación la que cerrara la votación, con todos sus delegados apoyando al exvicepresidente.

La ceremonia, celebrada completamente de manera virtual debido a la pandemia, se ciñó al guion esperado y apenas dio lugar a sorpresas, excepto, quizás, por el apoyo de la congresista Alexandria Ocasio-Cortez a Bernie Sanders, un senador independiente y progresista que, a pesar de haber puesto fin a su campaña hace meses.

«En un momento en que millones de personas en Estados Unidos están buscando soluciones sistémicas profundas para nuestra crisis de desahucios masivos, desempleo y falta de atención sanitaria, en el espíritu del pueblo y por nuestro amor a nuestra gente, secundo la candidatura del senador de Vermont Bernie Sanders como presidente de EE.UU.», dijo -medio en inglés medio en castellano- la joven legisladora neoyorquina.

Sus palabras supusieron un claro contraste con el discurso final de la noche, el de Jill Biden, esposa del ya candidato, quien aseguró que Joe Biden cuidará de las familias estadounidenses como lo ha hecho de la suya.

«Habrá quienes digan que el país está dividido sin esperanza, que nuestras diferencias son irreconciliables. Pero es no es lo que he visto estos últimos meses», señaló Jill Biden, consciente de que la candidatura del demócrata busca aglutinar el apoyo tanto del ala más progresista del partido como de republicanos moderados.

Antiguos presidentes, secretarios de Estado y hasta republicanos

Uno de los testimonios más contundentes fue el del expresidente Bill Clinton, quien criticó duramente la gestión de la pandemia llevada a cabo por la Administración del presidente Donald Trump.

«Cuando le preguntaron por el repunte de muertes, se encogió de hombros y dijo: «Es lo que es»», lamentó Clinton, quien aseguro que, en caso de resultar reelegido, Trump dedicará los próximos cuatro años a «culpar, abusar y despreciar. «Si quieres un presidente que entienda el trabajo como pasar horas al día viendo la televisión y ojeando los mensajes de la gente en redes sociales, él es tu hombre».

Justo lo contrario de lo que es Joe Biden, según dijo el expresidente Jimmy Carter, quien le definió como “una persona íntegra y juiciosa; alguien que es honesto y justo, alguien que está comprometido con lo que es mejor para los estadounidenses».

Una de las intervenciones más llamativas de la segunda velada fue, sin lugar a duda, la del ex secretario de Estado, Colin Powell, quien se desempeñó bajo el mandato del republicano George W. Bush.

Powell, que también fue el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de EE. UU. aseguró que «el país necesita un comandante en jefe que cuide de las tropas» y criticó la política exterior del actual mandatario.

«Con Joe Biden en la Casa Blanca no cabrá duda de que se posicionará con nuestros amigos y frente a nuestros adversarios», concluyó.

Reacción republicana

Ni el presidente Trump ni el Partido Republicano tardaron en reaccionar al evento demócrata.

«Alguien debería haberle explicado a Joe Biden que ahora que es el candidato oficial del Partido Demócrata, sus supervisores de la izquierda radical están formalmente al cargo», aseguró el equipo de campaña de Trump en un comunicado.

El mandatario se mostró especialmente molesto con las críticas a su gestión de la pandemia. «Díganle a los demócratas que tenemos más casos ¡porque hacemos MUCHAS más pruebas que cualquier otro país!», se defendió vía Twitter.

«Pensé que no era la mejor televisión que he visto. Fue brutal, en realidad. No, sus índices de audiencia eran muy malos. Creo que lo haré genial. El jueves por la noche, lo haré en vivo. (…). Será en la Casa Blanca o en el Jardín Sur. Y, con suerte, lo disfrutaré», concluyó más tarde Trump en referencia a su discurso de aceptación de la candidatura de su partido, que está previsto tenga lugar la semana próxima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here