Los latinos son la minoría más grande y el segundo grupo racial o étnico de más rápido crecimiento en los EE. UU. Dentro de este grupo emergen algunos subgrupos con identidades propias; una de ellas es la afrolatina. Los afrolatinos se identifican como negros y como latinos al mismo tiempo, ya que son descendientes directos de esclavizados* africanos que fueron llevados al Caribe y Sudamérica. Y aunque una cuarta parte de los latinos estadounidenses se identifican como afrolatinos, lo que se traduce en 15 millones de personas, los afrolatinos rara vez se ven a sí mismos reflejados en los libros de historia o en otros contenidos educativos en la escuela. Por esta causa, millones de estudiantes afrolatinos se ven privados de cultura año tras año, porque están drásticamente subrepresentados en las aulas.

¿Están representados los afrolatinos durante el Mes de la Historia Afro y el Mes de la Herencia Hispana? Muchos afrolatinos dirían que no. Edgardo Rodríguez, un nativo de Filadelfia que se identifica como puertorriqueño negro dice, «el único afrolatino al que estuve expuesto en la escuela fue a Roberto Clemente» y, «si me hubieran enseñado más, no habría sufrido tanto por mi identidad».

La representación importa en todos los aspectos de la vida, y especialmente en la educación. Si hubiera más representación de los afrolatinos en nuestro plan de estudios de educación, en los libros de historia y en los medios de comunicación; el aula se convertiría en un espacio más seguro, donde los estudiantes afrolatinos se empoderarían al obtener información enriquecida culturalmente y al construir relaciones intra e interraciales sanas. Sin él, el aula se puede convertir en un entorno que genera prejuicios y alimenta estereotipos e interpretaciones culturales sesgadas.

Los educadores deben desarrollar un plan de estudios que reconozca y resalte las contribuciones de los afrolatinos. Si los maestros fueran consistentes en esto, ayudarían a fortalecer la identidad de sus estudiantes y capacitarían a los afrolatinos para darse cuenta de que ellos también pueden marcar la diferencia y, al mismo tiempo, crear un lugar culturalmente abierto y seguro para todos los estudiantes.

Durante las próximas semanas, queremos mostrar las contribuciones de los afrolatinos a nuestra comunidad como educadores, empresarios, socorristas, profesionales médicos, periodistas, productores de medios, desarrolladores de tecnología, líderes religiosos, artistas, activistas, padres y más. Como personas que brindan esperanza y son un ejemplo para nuestra comunidad, los llamaremos “Héroes de Impacto y Esperanza”.

*Esclavizado/a (condición impuesta por otro)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here