Agentes federales usan gases lacrimógenos y proyectiles de control de multitudes en Portland, Oregon el 20 de julio de 2020, mientras en en Chicago aumentó el crimen considerablemente en la última semana.

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, dijo que la ciudad tiene la intención de cooperar con los agentes federales que el presidente Donald Trump está enviando allí, según The Chicago Tribune.

Chicago ha visto 414 homicidios este año, en comparación con 275 durante el mismo período del año pasado. Durante el fin de semana, 63 personas fueron baleadas.

El legislador Chuy García se opuso firmemente en un comunicado a los planes de Trump de enviar agentes federales a Chicago.

«El abuso de poder de Trump y la extralimitación de la autoridad federal son solo los últimos ejemplos de sus intentos desesperados de distraernos de su manejo fallido del coronavirus», afirmó García.

Lightfoot dijo el martes que la ciudad dio la bienvenida a la «asociación real» y no a la «dictadura», haciéndose eco de una carta.

“A pesar de la retórica equivocada e incendiaria de usted y su personal que es divisiva e inútil, tomaré su palabra de que desea ayudar a la ciudad en su esfuerzo por reducir la violencia”.

La alcaldesa de Chicago describió la necesidad de abordar la reforma de seguridad de armas con sentido común, el apoyo a la seguridad pública, el alcance comunitario para intervenciones de violencia y la inversión en la comunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here