Los pagos están destinados a los ancianos, incluso si el asilo de ancianos u otra instalación o proveedor recibe el pago en nombre de la persona, mediante depósito directo o cheque, señala. EFE/Jorge I. Pérez/Archivo

Chicago (IL),(EFE).- El Servicio de Impuestos Internos (IRS, en inglés) alertó este miércoles que los cheques de estímulo económico, enviados por el Gobierno como auxilio por la pandemia del COVID-19, pertenecen a los ancianos alojados en asilos y otros centros de atención médica, y no a quienes brindan los cuidados.

Según un comunicado, el recordatorio fue emitido debido a preocupaciones de que personas y empresas puedan estar aprovechándose de ancianos vulnerables que recibieron los pagos de 1.200 dólares por persona aprobados por el Congreso.

Los pagos están destinados a los ancianos, incluso si el asilo de ancianos u otra instalación o proveedor recibe el pago en nombre de la persona, mediante depósito directo o cheque, señala.

Estos pagos no cuentan como un recurso para determinar la elegibilidad de Medicaid y otros programas federales por un período de 12 meses desde que se reciben. Tampoco cuentan como ingresos para determinar la elegibilidad para estos programas, agrega.

Se recuerda que, según la Ley del Seguro Social, un representante del beneficiario sólo es responsable de administrar los beneficios del Seguro Social o del Ingreso de Seguro Suplemental (SSI) que paga el Gobierno.

El IRS también señaló que los pagos de impacto económico no cuentan como recursos que deben ser entregados por los beneficiarios, como los residentes de asilos de ancianos cuya atención es proporcionada por el seguro oficial Medicaid.

El pago del cheque impacto económico, aprobado a mediados de marzo y que formó parte de un paquete de medidas para estimular la economía, se considera un reembolso anticipado de impuestos del 2020.

Las personas que puedan tener dudas sobre cómo proceder en este caso pueden informarse en el apartado sobre el impacto económico del coronavirus de la página del IRS.

Los ancianos, especialmente los que viven en asilos, son uno de los grupos más afectados por la pandemia del coronavirus en EE.UU., donde, según datos oficiales, se han confirmado 2,1 millones de casos, de los cuales 116.140 derivaron en la muerte del paciente de COVD-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here