Lucero Moreno Stockett, ahora Sargento Mayor de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. (Foto: VOA)

Washington, D.C. – Un creciente número de mujeres latinas incursiona en campos profesionales que, en su momento, estuvieron dominados por los hombres, y en Estados Unidos las oportunidades están abiertas para todas aquellas que quieran alcanzar sus sueños.

Una de esas historias es la de Lucero Moreno Stockett, ahora Sargenta Mayor de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, y una de las pocas mujeres latinas que alcanza, en pocos días, uno de los rangos más altos para suboficiales de esta rama de las Fuerzas Armadas.

Lucy, como la conocen sus camaradas y sus amigos, nació en Ciudad Juárez, Estado de Chihuahua en México, y a sus 10 años emigró junto a sus padres y hermanos a Estados Unidos asentándose en El Paso, Texas.

“Me mudé a los 10 años, fui a la escuela en Estados Unidos y desde muy pequeña estuve fascinada con los aviones, siempre me gustaron y siempre quise volar. Desde entonces cada vez que veía un avión decía un día voy a volar. Nunca pensé que iba a ser posible o que me iba a enlistar en la Fuerza Aérea. Yo sabía lo que quería, pero no sabía cómo llegar hasta ahí”, destaca Stockett.

Y ese propósito de volar no solo logró conseguirlo años después, sino que se convirtió en especialista en el manejo del sistema de repostaje de combustible de uno de los aviones más grandes de la Fuerza Aérea Estadounidense, el tanquero KC-10, encargado de proveer en el aire y en pleno vuelo la gasolina a los aviones que cumplen diferentes misiones, ya sea de combate o de apoyo humanitario, entre otros.

"Hay que volar alto para alcanzar nuestros sueños" 1
Lucero Moreno Stockett (centro) en su escuadrón. La única latina del escuadrón. (Foto: VOA)

Yo soy la encargada del manejo de la pieza de metal moviéndola de lado a lado, de arriba hacia abajo para introducirla en la boca del tanque del avión al que debemos cargar la gasolina, esto necesita mucha precisión y en pleno aire con paciencia y con una visión muy especial cumplimos esta tarea. Es como los videojuegos que jugaba cuando crecí, pero es producto de un entrenamiento muy riguroso exigente por un año”, relata Lucero.

Su carrera tiene múltiples recuerdos que hoy la hacen sonreír, pero en su momento fueron desafíos que debía vencer. Ella tiene las características de la persona que debe luchar más para conseguir sus objetivos: es mujer, inmigrante y latina. Cuando ingresó a la Fuerza Aérea en 2002 tenía 17 años y logró su principal sueño.

"Hay que volar alto para alcanzar nuestros sueños" 2
La sargento Moreno desempeñando su trabajo en el avión KC-10. (Foto: VOA)

“Gracias a Dios me tocó ser aviadora. Los aviadores no son muchos, solo el 10 por ciento de toda la Fuerza Aérea son aviadores. Entonces, viendo ese número, el 10 por ciento, siendo mujer iba a ser más difícil, y al ser latina o hispana aún más”, remarca la Sargenta.

Lucero recuerda que cuando fue al primer entrenamiento de su carrera de aviadora, no había nadie que se pareciera a ella.

“No había mujeres, no había latinos, entonces me empezó a dar miedo porque me pregunté en que me había metido. Pero nunca me dio tanto para pensar: me tengo que salir o no quiero hacer esto. Por el contrario, me dio más fuerza y quería seguir adelante, porque vi y dije, si yo puedo hacer esto, muchas personas como yo también lo puedan hacer. Entonces fue como un aliciente para salir adelante, ver que nadie se pareciera a mí”.

Logró su objetivo y ha convertido su experiencia en la motivación para incentivar a las jóvenes latinas a emprender las rutas que las lleven a su propio éxito, sin reparos en factores como la discriminación o la falta de oportunidades, y por eso tiene un mensaje…

"Hay que volar alto para alcanzar nuestros sueños" 3
Tanquero KC-10 de la Fuerza Aérea de EE.UU. (Foto: VOA)

“Me gustaría decirle a las jóvenes latinas-americanas que no se olviden de los valores que aprendieron desde pequeñas como que hay que trabajar fuerte, mantenerse enfocadas y mantener la mente abierta. Esas son las cosas que son muy esenciales para salir adelante en la vida. Algunas personas te dirán cosas y te harán sentir mal, pero hay que demostrarles a esas personas que no creen en nosotros, que si somos capaces de salir adelante”.

Lucero Moreno Stockett recibe satisfecha un importante ascenso. “Voy a recibir el ascenso al Estado 9, que es el rango más alto que uno puede recibir como suboficial. En este momento de los dos mil seiscientos que están en ese rango, solo hay cuatrocientas sesenta mujeres. Y de esas mujeres yo diría que solo hay unas 20 latinas. Entonces alcanzar ese tipo de metas y representar a la mujer latina es un verdadero orgullo”, afirma Stockett.

Lucero Moreno Stockett tiene una historia de éxito y sin olvidar sus raíces en su natal Ciudad Juárez en México tiene un futuro brillante en sus funciones en la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here