Familia latina encara el doloroso contagio de 16 miembros, 2 de ellos en coma

0

Phoenix (AZ), (EFE News). – Una familia de Arizona vive un desgarrador cuadro de contagio por coronavirus: 16 de sus miembros resultaron positivos al virus, entre ellos una bebé de 9 meses, quien se presume fue la primera en contagiarse, y dos personas intubabas ante la incapacidad de respirar por sí mismos.

Elias, el padre de la menor, se encuentra ingresado en un hospital de Phoenix (Arizona) desde el pasado día de Navidad, afrontando un coma inducido en un intento por salvar su vida.

Todo comenzó a finales de noviembre cuando Julia, la hija de Elias y Jazmín Mosqueda, mostró por primera vez signos de la covid-19, pero los padres pensaron que la fiebre era resultado de los primeros dientes de la pequeña.

«No sabemos ni cuándo, ni dónde se enfermó, nosotros estábamos tomando todas las precauciones, pero nos contagiamos, a mi esposo lo tuvimos que internar porque no podía respirar, así que en Navidad recibí la noticia de que lo iban a intubar», dijo consternada a Efe Mosqueda.

Aunque la mayoría de los familiares, incluido la bebé, parecen estar mejorando poco a poco, Mosqueda dice que la salud de su esposo está en riesgo, por lo que tuvo que ser inducido al tratamiento ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea), debido a lo complicado de su pulmonía.

Ahora esta madre mexicana de 32 años, con 5 meses de embarazo, no para de orar por la vida de su esposo, de 33 años, y su suegro, Eladio, de 67 años, quien también se encuentra conectado a un respirador en un hospital de Phoenix.

Y el drama de esta familia viene de lejos, pues el esposo de Mosqueda ya perdió a un hermano de 35 años a causa de la covid-19 en julio pasado.

Según cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), los hispanos se han visto desproporcionadamente golpeados por la epidemia, al representar el 25 % de los muertos por complicaciones derivadas de la covid-19, cuando solo suponen el 18 % de la población.

Y ello se debe especialmente a que los latinos tienen la mayor proporción de muertes en los grupos de edad menores de 54 años, según datos de los CDC.

LAS TEMIDAS REUNIONES FAMILIARES

Y todo comenzó con una de las reuniones familiares que las autoridades sanitarias recomendaron evitar a toda costa, porque se trataba de uno de los principales focos de contagios.

«Nos relajamos un poco por tanto dolor y realizamos una cena con familiares a finales de noviembre (…) Después nos empezamos a sentir mal, y así nos fuimos contagiando, mis hermanos, las hermanas de mi marido, nuestros padres, nuestros sobrinos», comentó la mujer.

La suegra de Mosqueda, Trini, de 65 años, quien vive con ellos, ya perdió a un hijo, vive la incertidumbre de tener a su hijo y marido intubados mientras afronta el duelo de su otro hijo y se recupera ella misma de la enfermedad.

«Este virus es algo terrible y traicionero, está en todos lados, la gente tiene que entender que es algo grave», afirmó Mosqueda.

SITUACIÓN DRAMÁTICA EN ARIZONA

Elias y su padre ocupan dos de las camas de cuidados intensivos de Arizona, que ve con preocupación que solo quedan disponibles un 10 % para afrontar un posible nuevo aumento de casos tras la Navidad.

El número de pacientes hospitalizados por covid-19 en Arizona nuevamente alcanzó un nuevo récord y el estado informó este miércoles de otros 5.200 casos del virus y 78 muertes.

Arizona ocupa ahora el segundo lugar más perjudicado en la nación, y los expertos en salud pública esperan que el virus se propague aún más debido al contacto personal durante las festividades decembrinas.

Solo California tuvo una tasa más alta durante la semana pasada, según el Rastreador de datos la covid de los CDC.

Los hospitales del área de Phoenix han comenzado a cerrar temporalmente los transportes de emergencia y los traslados hospitalarios, debido preocupante incremento de pacientes con coronavirus.

COMPLICACIONES Y CONSEJOS

Ahora, Mosqueda, nativa de Guanajuato (México), quien conoció a Elías cuando tenían 10 años, emigraron juntos a Arizona, formaron una familia, lucharon para poder quedar embarazados por medio de una fertilización in vitro, no puede estar al lado de su esposo mientras este intenta sobrevivir a la covid-19.

La familia también afronta problemas económicos por sufrir primero recortes de horarios en sus trabajos por la pandemia y ahora contar con varios miembros de la familia internados en un hospital, por lo que se les abrió una cuenta Gofundme titulada «Help for Jazmin & baby. Elias fighting Covid-19» y donde han recaudado apenas unos 2.000 dólares.

Ante este panorama, Mosqueda recomienda a la población tomar las medidas más extremas para evitar el contagio, ya que asegura que «el virus ya está en todos lados».

«Hay que tener paciencia, resistir por nuestros seres queridos, estar en casa, usar mascarillas y no relajarse. Debemos valorar a nuestra familia, decirles que los queremos, porque no sabemos si será la última vez que los veamos cuando los lleven al hospital», pidió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here