Julieta Venegas, Foto de archivo EFE

Crecer entre Tijuana (México) y San Diego (EE.UU.) dio a la cantante latina Julieta Venegas una perspectiva única para comprender la realidad de las comunidades fronterizas y los retos que enfrentan los inmigrantes al tratar de llegar a Estados Unidos para tener una vida mejor. Ella y un total de 80 artistas con diferentes orígenes forman parte de la coalición «In Plain Sight» («A plena vista»), una iniciativa que pide la abolición de los centros de inmigrantes y de la cultura del encarcelamiento en Estados Unidos, que afecta principalmente a las minorías. «Es importante generar conciencia de lo qué pasa en los centros de detención y generar sensibilización y empatía por todo lo que sufren los inmigrantes; desde el punto de partida al punto de llegada y todo lo que viene antes y después», señala.

El lugar que la vio crecer, el linde entre Tijuana y San Diego fue el 3 de julio escenario de una «obra de arte» en el cielo, según los organizadores. Unas avionetas dibujaron en el cielo un mensaje elegido por Venegas: «No te rindas», escribieron en el aire, para dar esperanza a los detenidos. Para la artista, el concepto de encarcelar inmigrantes al llegar al país es erróneo. Y lo justifica asegurando que la posibilidad de emigrar y de pedir refugio es «Un derecho humano… No pueden tratar a la gente así; son seres humanos que traen un bagaje emocional terrible y una experiencia de este tipo puede romperles, no pueden hacer esto, es horrible», dijo, preocupada.

La idea de «In Plain Sight», fundado por el artista Rafa Esparza, fue para lanzar mensajes al aire durante el fin de semana del Día de la Independencia en más de 50 lugares repartidos por California, Texas, Nueva Jersey y el estado de Nueva York.

Además de Venegas, también participan en este proyecto el artista colombiano Carlos Motta o la cofundadora del movimiento «Black Lives Matter», Patrice Cullors.

«‘In Plain Sight’ ayudará a romper este muro de secretismo, exponiendo al escrutinio público los sitios de los centros de detención, pagados con su dinero y operados en su nombre», comentan los organizadores. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here