La crisis económica no ha afectado a Bill Gates, quien ha hecho parte de la lista de los hombres más adinerados del mundo por los últimos 18 años y junto a su esposa, Melinda, se dedican a la filantropía. (Foto: VOA)

Los  multimillonarios benefactores Bill y Melinda Gates han decidido firmar el divorcio tras 27 años de matrimonio, dijo la pareja el lunes en un comunicado conjunto que sacudió el mundo de la filantropía.

«Después de pensarlo mucho y trabajar mucho en nuestra relación, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestro matrimonio», dijeron los dos en un comunicado conjunto publicado en la cuenta de Twitter de Bill Gates, cofundador de Microsoft Corp y en la de Melinda Gates.

«Ya no creemos que podamos crecer juntos como pareja en la próxima fase de nuestras vidas. Pedimos espacio y privacidad para nuestra familia mientras comenzamos a navegar en esta nueva vida «, dijo su declaración.

Los detalles financieros de la decisión no fueron claros de inmediato. La pareja tiene tres hijos.

Los dos figuran como co-presidentes y depositarios de su organización sin fines de lucro, con sede en Seattle, la Fundación Bill y Melinda Gates, que fue fundada en el 2000. La fundación terminó 2019 con un patrimonio neto de $43.300 millones de dólares, según los últimos datos financieros divulgados en su sitio web.

De 1994 a 2018, Bill Gates,de 65 años, y Melinda Gates,de 56 años, han proporcionado regalos de más de $36.000 millones de dólares para la fundación, dijo el sitio web.

La fundación ha centrado su atención en la salud pública, la educación y los cambios climáticos, con donaciones que van desde el apoyo a los fabricantes de vacunas, pruebas de diagnóstico y posibles tratamientos médicos para la pandemia del coronavirus hasta el desarrollo de inodoros que funcionan con energía solar.

La fundación no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre cómo se manejaría el grupo luego de la separación de los Gates.

La separación se produce dos años después de que el fundador de Amazon.com Inc, Jeff Bezos, dijera que él y su entonces esposa, MacKenzie, se iban a divorciar.

Gates abandonó la Universidad de Harvard para poner en marcha Microsoft con su colega Paul Allen en 1975. Gates poseía el 49% de Microsoft en su oferta pública inicial en 1986, lo que lo convirtió instantáneamente en multimillonario. Con el crecimiento explosivo de Microsoft, pronto se convirtió en una de las personas más ricas del mundo.

Después de un mandato ejecutivo en el que ayudó a transformar la empresa en una de las firmas de tecnología líderes en el mundo, Gates dejó el cargo de director ejecutivo de Microsoft en 2000 para centrarse en la filantropía. Permaneció como presidente hasta 2014 y dejó el directorio de la compañía en marzo de 2020.

Conocido en la industria de la tecnología como un competidor cruel y despiadado, Gates provocó la ira de sus rivales y, finalmente, del gobierno de EE. UU. por las prácticas comerciales de Microsoft.

El gigante del software fue declarado culpable de infracciones antimonopolio a fines de la década de 1990, pero el veredicto fue anulado en una apelación y la compañía resolvió el caso extrajudicialmente.

La personalidad pública de Gates se suavizó hasta convertirse en un paternal y anciano estadista cuando dirigió su atención a la filantropía, y en gran medida se ha mantenido alejado de las muchas controversias que actualmente agitan el negocio de la tecnología.

La esposa de Gates, que recientemente comenzó a referirse a sí misma como Melinda French Gates en la mayoría de los sitios web y redes sociales, se crió en Dallas y estudió ciencias de la computación y economía en la Universidad de Duke. Más tarde se unió a Microsoft, donde conoció a su futuro esposo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here