Un colombiano en el Mundo - Animando a la Selección Colombianas

Chester, PA – Definir a un colombiano no es una tarea sencilla, pero hay características que saltan a la vista. Se puede decir que ser colombiano es más un sentir que una nacionalidad, y eso se refleja en su gente. Hay alegría, cordialidad y amor por la patria. Es tal vez por eso que las personas que visitan Colombia se enamoran de inmediato, y en muchos casos, la convierten en su hogar. Va más allá de sus increíbles paisajes, sus dos mares y sus tres cordilleras. Es también su comida, sus carreteras, sus casas en medio de las montañas y su buen café por la mañana. Es toda la pluriculturalidad producto de una mezcla de razas tan diversas como ricas. De norte a sur y de oriente a occidente, hay detalles en la cultura, la música, la comida y las costumbres, que hacen que conocer Colombia sea toda una experiencia de vida. Sin duda, siempre habrá un lugar del cual uno se enamore, y quiera regresar.

El colombiano es cordial y ante todo una persona que hará todo lo posible para que te sientas bien atendido. Sin importar el lugar, ser anfitrión y atender a la visita es una tradición que habla sobre la nobleza de su gente. Esto significa compartir una gran dosis de comida típica rodeado de familia y amigos. Además, no puede faltar la música y los cócteles.  El colombiano hace amigos con facilidad y crea vínculos profundos. Esa es tal vez, su cualidad más valiosa. Sin importar lo mucho o poco que pueda ofrecer, el cariño y la generosidad están siempre presentes. No en vano, se dice que quien conoce Colombia, se lleva un amigo para siempre.

Colombianos en el Mundo 1
Un colombiano en el Mundo – artesanías Colombianas

El vocabulario colombiano es amplio y divertido, muchas palabras causan curiosidad, una de ellas es “parce”, se referirse a un amigo. Se oye en las calles y la dicen todos, pero sobre todo los jóvenes. Para referirse a un grupo de amigos, parceros. ¡Entonces que parce! muchas conversaciones comienzan así, y es una marca registrada de Colombia, al igual que palabras como “paila, chimba o bacano”, hacen parte del folclor nacional y de la cultura popular.

En Colombia todo es una oportunidad para celebrar y la gente lo sabe. Sin importar el día, ni la hora, la fiesta no para. Siempre hay un festejo que hacer y alguien con quien estar. Abundan los festivales de música y cada pueblo tiene sus fiestas patronales. Son momentos de integración donde la comunidad rinde tributo a sus tradiciones. A su vez, es una oportunidad para que los visitantes conozcan la historia del lugar. Durante el año se realizan diversos eventos culturales y de entretenimiento como el Carnaval de Barranquilla, fiestas de San Juan y san Pedro, por ejemplo, son más de 46 ferias a lo largo y ancho de Colombia.  

El baile es una de las expresiones más liberadoras que existen. La salsa es un género muy arraigado en la cultura colombiana, por lo que un colombiano que se respete, ¡baila chévere!. Es un género que se oye en la calle, en los locales de comida, en los buses y en los taxis. No puede existir una fiesta verdaderamente colombiana sin una buena dosis de música salsa y su epicentro de todo es Cali, donde se respira salsa y existen escuelas y festivales, pues se lleva en la sangre y es parte la identidad nacional. En el mundo entero los colombianos son conocidos por ser buenos bailarines.

Colombianos en el Mundo 2
Un Colombiano en el Mundo Empanadas Colombianas

Unade las comidas que no puede faltarle a un colombiano es una buena empanada y una arepa en el desayuno. En cada región y en cada ciudad la preparan diferente, pero es una receta que se disfruta en todo Colombia. Está la paisa, la santandereana, la boyacense, la de choclo, de maíz, de huevo y hasta de yuca. Todo depende del gusto de cada uno. Son comidas para cualquier momento del día y hacen parte de la dieta básica de los colombianos. Las empanadas son, tal vez, el producto que más se vende. ¡De ahí el dicho popular, empanadas es lo que más se vende!

Para terminar, todo colombiano se siente orgulloso de su país y de su lugar de origen. Ya sea indígena, raizal, afrocolombiano, costeño, campesino o de ciudad. El amor por rendirle tributo a sus orígenes, preservar el conocimiento y celebrar la diversidad, es más que evidente. Y cuando visites Colombia, sea al norte, al sur en los llanos, al Oriente en la amazonia, al occidente en el pacífico o en el caribe, siempre alguien con una sonrisa y una amabilidad natural te ofrecerán un aromático y delicioso café o como autóctonamente le decimos un Tintico, y seremos amigos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here